junio 21, 2024

SERRA DE PEDRUIXELLA

INTRODUCCIÓN de la ruta “Sierra de Pedruixella”

La ruta “Sierra de Pedruixella”es una ruta circular que recorre unos parajes solitarios, inhóspitos y salvajes de una belleza espectacular. El territorio está dominado por rocas y carrizos y los peñascos adquieren formas caprichosas como consecuencia de la continua erosión. El itinerario pasa por el Coll de s’Era, donde hay unos campos de cultivo abandonados. Sube a la cima de Sa Peña Roja, que ofrece fantásticas vistas. Crestea la Serra de Pedruixella, coronando su punto más elevado, el Puig de Can Massot. Desciende al Pla de Ses Basses y luego al bellísimo Valle de Lá Marè. Recorre la Coma de s’Indi y sube a la curiosa Cova de Sant Canut, para luego descender hasta enlazar con el camino de la Coma de Mortitx y desde aquí al punto de partida. Es una ruta difícil por lo complicado del terreno y por la ausencia de caminos.

DATOS TÉCNICOS de la ruta “Sierra de Pedruixella”

Fecha de Inicio: 28 Marzo 2024    Hora de Inicio 09:28 Distancia: 10,72Km    Altitud min: 299 m    Altitud máx: 638  m  Desnivel Positivo: 399 m   Desnivel negativo: 399 m  Altitud inicial: 392 m  Tiempo Total: 09:40 Tiempo Caminando: 06:18 Velocidad media: 2,2 km/h Circular Difícil

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta “Sierra de Pedruixella”

  1. Entrada finca pública de Mortitx
  2. Viñedo
  3. Camino del Coll de s’Era
  4. Coll de s’Era
  5. Sa Penya Roja
  6. Serra de Pedruixella
  7. Puig de Can Massot
  8. Pla de ses Basses
  9. Valle de La Malè
  10. Pou de la Malè
  11. Coma de s’Indi
  12. Cova de Sant Canut
  13. Coma de s’Indi
  14. Coma de Mortitx
  15. Viñedo
  16. Entrada finca pública de Mortitx

DESCRIPCIÓN de la ruta “Sierra de Pedruixella”

La ruta “Sierra de Pedruixella” tiene como objetivo realizar un recorrido por esta sierra, que no presenta grandes alturas, situada en el término municipal de Pollença, entre los macizos montañosos del Puig Gros de Ternelles, Puig Tomir y Puig Caragoler de Femenías.

El punto de partida de este itinerario lo he situado en el portillo de entrada de la finca pública de Mortitx, que se encuentra en el kilometro 10,9 de la carretera Ma-10 que une Lluc y Pollença. Dejamos aparcado nuestro vehículo cerca de la entrada donde menos puede estorbar. Accedemos a la pista que está detrás de la barrera, que en esta ocasión se encontraba abierta; no obstante, si estuviera cerrada, se puede acceder por la derecha de la verja, por unos escalones de piedra que salvan una pared seca.

Sierra de Pedruixella
Entrada de la finca pública de Mortitx

Coll de s’Era

Comenzamos a caminar por esta pista y tras dejar unas pistas de tenis y las casas de Mortitx a la izquierda, giraremos a la derecha y pasamos un portillo con barrera por un botador, bajo una Noria (sínia), que vemos un poco más arriba, también a la derecha. Detrás sale un camino que va rodeando un viñedo. Luego llegaremos a una barrera metálica cerrada que salvamos por un botador que tiene a su izquierda. Enseguida alcanzamos otra barrera de madera, abierta, por la que se sale de la finca de Mortitx. Avanzamos por la derecha pegados a la pared hasta que el camino se bifurca. Por el ramal de la izquierda regresamos al final de la excursión. Ahora seguimos por la derecha, por el camino del Coll de s’Era.

Sierra de Pedruixella
Sa Penya Roja vista desde el Coll de s’Era

Avanzamos por este camino y poco después alcanzamos una pared con rejilla que superamos por el lugar que resulte más cómodo. Después subimos hacia el Coll de s’Era a través de unas “marjades” de cultivo actualmente abandonadas. Este collado es el deslinde de las fincas de Mortitxet y Pedruixella y de los términos municipales de Escorça y Pollença. En el collado giramos a la izquierda y subimos paralelos a una rejilla que dejamos a nuestra derecha. Avanzamos por la base de la pared de sa Penya Roja que tenemos a la derecha, sorteando grandes rocas desprendidas de la parte alta. No hay camino y el terreno está cubierto de rocas y carrizo.

Sierra de Pedruixella
Sa Penya Roja a la izquierda de la imagen

Sa Penya Roja

Al llegar arriba rodeamos la peña por la derecha y ascendemos a su cima, trepando por una grieta no exenta de cierta dificultad. Esta cima está situada a 487 m de altitud y ofrece unas vistas fantásticas del Puig Tomir, el Puig de Ca de Miner, la Cuculla de Fartaritx, el Valle d’en Marc, los valles de Pedruixella Gran y Pedruxella Petit, el Puig Caragoler de Femenias, el Puig de Can Massot, etc. Tras disfrutar de estas vistas descenderemos por el mismo lugar y buscamos los hitos que nos dirigen hacia la cresta de la “Serra de Pedruixella”.

Sierra de Pedruixella
Trepando a la cima de Sa Penya Roja

Puig de Can Massot

Avanzamos en subida, sin camino, por un mar de piedras y carrizos. En pocos minutos alcanzamos la cima de la Cota 556, que nos ofrece una panorámica semejante, más amplia. Continuamos por la cresta realizando algunas subidas y bajadas hasta llegar al Puig Massot, también llamado de Can Massot o de Pedruixella, situado a 635 m de elevación, el más alto de esta sierra. Está coronado por un gran hito y ofrece unas vistas fantásticas, similares a las anteriores, a las que añadimos frente a nosotros el Puig Gros de Ternelles. Este macizo comprende los puntales de Esbaldregat, Gironella y Pan de Figa.

Sierra de Pedruixella
Valle d’en Marc visto desde el Puig de Can Massot

Pla de Ses Basses

Continuamos por la cresta y bajamos en dirección al Collado de Ariant. Llegamos al Pla de ses Basses, desde donde se obtiene una bella panorámica del Esbaldregat, el Pan de Figa y Ariant. Atravesamos esta planicie y desde el otro extremo tenemos unas vistas que nos permiten apreciar lo inhóspito y salvaje de este terreno, con rocas muy castigadas por la erosión. Guiándonos por algunos hitos aislados, empezamos el incomodo descenso por una torrentera, desde donde se domina el espléndido Valle de La Malè. Se trata de una pequeña planicie oculta al pie de los contrafuertes del Puig de Can Massot.

Sierra de Pedruixella
Abajo el Pla de Ses Basses

Valle de La Malè

Tras un largo y penoso descenso alcanzamos el valle, justo en el punto donde se encuentra una gran roca en la que antaño había un refugio para animales y se recogía agua en dos piquetas que se construyeron escalonadas en piedras cementadas debajo de la roca. Desde muy antiguo, esta zona ha tenido actividad ganadera y de cultivo de cereales. De aquí sale un senderillo que se dirige a poniente y que tomamos. Pronto llegamos al Pou de la Malè, un antiguo pozo que tiene la boca rodeada de piedras y cubierta con troncos, con una pequeña piqueta para depositar el agua.

Sierra de Pedruixella
Abajo el Valle de La Malè

Proseguimos la caminata y enseguida giramos a mano derecha para tomar un paso entre las matas que no es fácil ver. Al principio parece que nos metemos en una maraña de vegetación pero enseguida salimos a un precioso llano. Desde aquí nos dirigimos a la Coma de s’Indi, donde vemos algunos burros sueltos. Esta coma es poco profunda y el terreno casi llano hace fácil el caminar. Más adelante, antes de emprender la bajada para localizar el camino que nos lleva a la finca de Mortitx, giramos a la derecha, para ir en busca de la Cova de Sant Canut o dels Ulls.

Sierra de Pedruixella
Piquetas bajo la roca

Cova de Sant Canut o dels Ulls

Para ello rodeamos las altas rocas de nuestra derecha, siguiendo algunos hitos y a media altura ya se puede ver la boca de entrada, a la que llegaremos trepando. La entrada, situada a 400 m de altitud, presenta un bulto de ramas, troncos y piedras, seguramente para hacer el agujero más pequeño y así disminuir los efectos del viento y el frío. La cueva, no muy grande, tiene tres entradas: en el norte una chimenea, al sur la entrada ‘normal’, y al suroeste una abierta al peñón cerrada con una pared moderna. El piso es plano cubierto de tierra y en su interior se encuentran una serie de utensilios, cubiertos, platos, mochilas, cuerdas, etc.

Al parecer la cueva fue ocupada durante un verano por el contemporáneo y joven asceta budista Santapalo. Pero al llegar el invierno, las tormentas, la lluvia y los vendavales le obligaron a abandonar este lugar. Visitada la cueva descendemos por el mismo sitio unos metros y luego giramos a mano derecha con el fin de acercarnos a un balcón, situado un poco más arriba, para disfrutar de las vistas que nos ofrece. Después retornamos a la Coma, en busca de los hitos que nos ayudan a orientarnos por este territorio tan hostil, salvaje, lleno de rocas y carrizos y algunos acantilados que tenemos que superar. Todo ello nos ralentiza mucho el avance.

Entrada de la Cova de Sant Canut o dels Ulls.

Coma de Mortitx

Tras un duro y continuo descenso al cabo de un buen rato alcanzamos el sendero que une la Coma de Mortitx con ses Voltes de l’Ullastre y Rafal d’Ariant. Tomamos este camino por nuestra izquierda que continua, entre carrizos y rocas, atravesando algunos pequeños collados y hondonadas, pero no tenemos ningún problema en seguirlo pues está bien señalizado con hitos. Más adelante, nos encontramos con una especie de torrentera, que podemos superar por el sendero que rodea el roquedal por la izquierda. Nosotros seguimos en la misma dirección trepando por un atajo siguiendo algunos hitos.

La imagen muestra un territorio hostil, salvaje, lleno de rocas y carrizos

Superado este pequeño escollo rocoso ya se rellana mucho el camino. Al cabo de un rato, alcanzamos una pared de piedra que traspasamos por un portillo dónde se ve la cancela caída en el suelo y rota. El camino continúa de frente, bien señalizado con hitos, hasta desembocar más tarde en un camino de carro. Aquí continuamos por la izquierda. Enseguida alcanzamos la bifurcación por la que pasamos de buena mañana, cerrando el círculo de esta ruta. Desde aquí ya solo nos queda seguir el camino, cruzar los viñedos y llegar de nuevo al portillo de Mortitx, dando por finalizada esta extraordinaria excursión.

Los componentes del grupo hemos sido: Salvador Gea y yo Juan González Blázquez como guía.

MIS FOTOS

Más fotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *