mayo 17, 2024

FITA DEL RAM por el Pas d’en Gotleu

INTRODUCCIÓN de la ruta “Fita del Ram por el Pas de Gotleu”

La ruta “Fita del Ram por el Pas de Gotleu”, es otra variante más de las varias que hay para subir a esta emblemática cima. En esta ocasión subimos por el Pas d’en Gotleu, equipado con cable, escaleras y pedal de apoyo. Coronamos la cima de Na Ferrana, visitamos la ermita de Maristel-la y descendemos por el Pas de s’Ego, una cornisa natural, bastante inclinada. Es una variante poco frecuentada que discurre por numerosos caminos y senderos, en los que se observan restos de la antigua actividad carbonera y calera que explotaban económicamente esta zona boscosa. La ruta presenta desniveles de cierta consideración, con subidas y bajadas exigentes.

DATOS TÉCNICOS de la ruta “Fita del Ram por el Pas de Gotleu”

Fecha de Inicio: 31 Julio 2023    Hora de Inicio 09:16 Distancia: 09,54 Km    Altitud min: 500 m    Altitud máx: 834 m  Desnivel Positivo: 597 m   Desnivel negativo: 597 m  Altitud inicial: 500 m  Tiempo Total: 06:40 Tiempo Caminando: 04:01 Velocidad media: 2,4 km/h Circular Moderada

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta “Fita del Ram por el Pas de Gotleu”

  1. Urbanización de Es Verger (Esporles)
  2. Pas d’en Gotleu
  3. Na Ferrana
  4. Camino del Pas de Son Poquet
  5. Mirador natural de Son Ferrá
  6. Mirador natural de Son Poquet
  7. Ermita de Maristel-la
  8. Ermita Vella
  9. Avenc Podrit
  10. Aljibe de Son Vic o de Na boscana
  11. Fita del Ram
  12. Cova dels Ermassets
  13. Casa de Nieve de la Fita del Ram
  14. Pas de s’Ego
  15. Urbanización de Es Verger (Esporles)

DESCRIPCIÓN de la ruta “Fita del Ram por el Pas de Gotleu”

La ruta “Fita del Ram por el Pas de Gotleu”, tiene como objetivo coronar las cimas de Na Ferrana, de 812 m de altitud y de la Fita del Ram, de 833 m de altitud y superar los Pasos d’en Gotleu y de s’Ego.

El punto de partida de este itinerario lo he situado en la urbanización de Es Verger (Esporles), justo en la última calle de la derecha, que no tiene salida. Llegamos a este sitio por la carretera de sobremunt que sale de Esporles en dirección a la indicada urbanización. Dejamos aparcado nuestro coche en un pequeño espacio que hay a la derecha de la calle, cerca de un chalet y comenzamos a caminar, en ligera subida, hacia el final de la misma donde arranca un sendero.

Efectos de la borrasca «Juliette»

Este camino se va adentrando en un bosque de encinas, donde rápidamente podemos comprobar los efectos de la borrasca “Juliette” que el pasado mes de febrero se cebó con Mallorca con un temporal de lluvia, viento y nieve, hasta el punto de dejar records de precipìtaciones en multitud de municipios y nevadas de hasta tres metros en algunos lugares. La gran cantidad de árboles caídos ralentiza mucho la marcha y constituyen un obstáculo que nos ha obligado a abrir vías secundarias.

Efectos de la borrasca «Juliette»

Tras un penoso avance llegamos a un ranxo de carbonero, muy destruido y cubierto por la vegetación. Este punto es importante pues tenemos que girar por nuestra derecha para dirigirnos al Pas d’en Gotleu. De frente , más arriba se encuentra el Pas de s’Ego y por él regresamos al final de la excursión. Seguimos algunos hitos que nos conducen a la base de la pared del Peñón de Es Terretes. Caminamos entre grandes piedras fruto de los sucesivos desprendimientos, dejando a nuestra derecha el Comellar de Sa Font Llarga.

Pas d’en Gotleu de la ruta “Fita del Ram por el Pas de Gotleu”

Avanzamos entre los bloques de piedra y en breve vemos a nuestra izquierda un cable de acero. Es el inicio del Pas d’en Gotleu, también llamado Pas de s’Ullastre, situado a 544 m de altitud. Este cable nos ayuda a superar un primer tramo rocoso muy inclinado. Después vemos una pletina de hierro clavada en la roca de la que arranca otro cable de acero, que nos ayuda a subir por una larga pared rocosa muy vertical. Después nos encontramos con una primera escalera metálica rudimentaria que nos ayuda a superar otro tramo vertical. Luego el paso hace un giro a la derecha y aparece la segunda escalera. Ambas escaleras han sido construidas artesanalmente y no están muy bien fijadas, pero ayudan a salvar tramos muy verticales.

Pas d’en Gotleu

A continuación vemos un pedal de hierro clavado en la roca que permite apoyar el pie para superar un pequeño salto. Finalmente nos aferramos al tronco de un viejo acebuche y alcanzamos el final del paso, situado a 598 m de altitud. En total hemos ascendido 54 m de auténtica verticalidad. No obstante, podemos calificar este paso de dificultad moderada. Todo el equipamiento de cables, escaleras y pedal de apoyo, al parecer fueron instalados por un tal Arnau Matas, de apodo “Arnau Gotleu”, de profesión herrero y gran aficionado a la caza, para facilitar el acceso a los “Coll de tordos” que había en lo alto de la montaña.

Na Ferrana

Desde arriba del paso podemos observar una buena panorámica de la urbanización de Es Verger y alrededores. Proseguimos la marcha, en ascensión, siguiendo los hitos que nos conducen hasta una pared medianera. Sin cruzar la pared avanzamos paralelos a ella y un poco más arriba, cuando hace un giro de 90º a la izquierda, la saltamos. Al otro lado tenemos un Mirador natural que ofrece buenas vistas. Seguimos subiendo paralelos a la pared que ahora queda a nuestra izquierda. Recorremos una zona donde la vegetación es más clara y alcanzamos un pasito que nos lleva a la primera cima de hoy: Na Ferrana.

Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Cima de Na Ferrana

Na Ferrana, es una cima rocosa situada a 833 m de altitud y está coronada por un hito grande. Ofrece interesantes vistas del entorno. Se dice que en lo alto de esta cumbre, tres propietarios se podían dar la mano desde su finca. Una vez que hemos disfrutado de este sitio, bajamos por el lado opuesto al de subida y tomamos un sendero que avanza entre el encinar en suave descenso. Luego llegamos a una zona rocosa que bordeamos por la izquierda, bajando por un pequeño paso. Sin abandonar el encinar el sendero va describiendo una semicircunferencia.

Camino del Pas de Son Poquet

Ignoramos una desviación que vemos a nuestra izquierda y luego cruzamos una pared medianera por un derrumbe. Poco después iniciamos un descenso por una larga y pronunciada pendiente, dibujando varias curvas hasta llegar a una zona más plana. Allí vemos un aljibe cubierto. Proseguimos y en breve llegamos a una pared de piedra seca con portillo sin barrera. Nada más cruzar el portillo topamos con el camino del Pas de Son Poquet, que tomamos por nuestra derecha.

Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Portillo de acceso al camino del Pas de Son Poquet

Este camino es el inicio de una larga vaguada que va descendiendo lentamente. Un poco más abajo, cuando hace un pequeño giro a la derecha, lo abandonamos para seguir de frente. Comenzamos a subir por una zona rocosa, sin camino definido, con algún que otro hito que procuramos no perder. Pasamos al lado de un ranxo de carbonero, con una era recientemente restaurada, con suelo de piedras y ausencia total de tierra. Nos acercamos al borde de unos acantilados, cruzamos una pared medianera y un poco más arriba nos encontramos con un primer mirador.

Miradores de Son Ferrá y Son Poquet

Se trata del Mirador natural de Son Ferrá, un pequeño mirador, situado a 594 m de elevación. Dispone de dos muretes medio derrumbados y ofrece una amplia panorámica que abarca hasta la bahía de Palma. Debajo, a nuestros pies, podemos distinguir las casas de Son Poquet. Unos metros más arriba tenemos un segundo mirador. Es el Mirador natural de Son Poquet, situado a pocos metros a la derecha del camino, a 597 m de elevación, en un espolón rocoso. Tiene un murete en forma de “U”, e igualmente ofrece una amplia panorámica, destacando las Molas de Son Cabaspre y de Son Pacs, el Puig de sa Beata y de ses Forques, el Pan de Figa, etc.

Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Mirador de Son Ferrá
Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Mirador de Son Poquet

Después de disfrutar de esta bella vista cogemos el sendero que vemos a mano derecha y descendemos por el bosque de encinas. Pasamos junto a un ranxo de carbonero, donde torcemos a la izquierda, obviando el camino que vemos a nuestra derecha. Comenzamos a subir y a los pocos metros desembocamos en el camino que viene desde Son Ferrá. Tomamos este camino por la izquierda, que más adelante, convertido en camino de carro, termina en la explanada de la ermita de Maristel-la.

Ermita de Maristel-la

Aquí giramos a la derecha, atravesamos la explanada y llegamos a la ermita. La Ermita de Maristel-la se encuentra a 580 m. de altitud y se halla en el Bosque de Son Ferrá. Fue construida en 1890 y está dedicada a la Virgen del Carmen. Su ocupación por los frailes sólo duró hasta 1926. Desde su explanada se puede disfrutar de amplias vistas de Esporles y alrededores. Actualmente la ermita se encuentra cerrada. En el exterior se puede ver un aljibe con un brocal del que tampoco se puede extraer el agua por estar sellado. Su nombre actual proviene de Maris Stella, o lo que es lo mismo, Estrella del Mar.

Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Ermita de Maristel-la
Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Ermita de Maristel-la

Después de visitar la ermita atravesamos de nuevo la explanada y nos adentramos en el encinar. Más adelante nos encontramos con una pared transversal que franqueamos por un portillo y entramos en el Pla de s’Ermita Vella donde se encuentra una caseta señalizada como Ermita Vella. Esta caseta está rodeada de encinas y peñas y en su día sirvió de refugio a trabajadores y frailes mientras se realizaban las obras de construcción de la Ermita de Maristel-la.

Aljibe de Son Vic

Continuamos avanzando y en poco tiempo vemos a nuestra izquierda el Avenc Podrit. Es una profunda sima similar a muchas otras que se encuentran en estos lugares. Unos minutos más adelante vemos una desviación a nuestra izquierda que obviamos, es el camino que conduce al Pas de Son Poquet. Continuamos en la misma dirección y poco después vemos a nuestra derecha el Aljibe de Son Vic o de Na boscana que se encuentra en perfecto estado de conservación. Está hecho con piedra en seco con las juntas llenas de mortero.

Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Aljibe de Son Vic o de Na Boscana

Pronto alcanzamos una pared transversal, que separa los términos municipales de Esporles y Puigpunyent. Esta pared presenta un derrumbe por donde pasa el camino y es aquí donde debemos prestar atención pues a nuestra izquierda se encuentran unos hitos que son los que nos van a guiar hasta llegar a la cima de la Fita del Ram. Subimos por un terreno con bastante pendiente, dejando la pared de piedra a nuestra izquierda. La subida no tiene pérdida, pues la ausencia de camino en muchos tramos es suplida por hileras de hitos.

Fita del Ram

Hacemos una parada en un resalte rocoso, despejado de árboles, que nos obsequia con unas buenas vistas. Más arriba dejamos el término de Puigpunyent y entramos de nuevo en el de Esporles y finalmente llegamos a la base de las rocas donde se encuentra la Fita del Ram. A la cima subimos por una estrecha grieta escalonada abierta entre las peñas. Un vértice geodésico marca la cumbre, a 833 m de altitud. La vista que ofrece es amplia pero limitada por la copa de los árboles.

Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Subiendo a la cima de la Fita del Ram
Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Vértice geodésico de la Fita del Ram

Cova dels Ermassets

Desde la cima nos dirigimos hacia la Cova dels Ermassets. Para ello caminamos unos cuantos metros a la derecha de la grieta por la que hemos subido y paralelos a los acantilados. Luego descendemos entre unas rocas y un poco más a la derecha vemos ya la entrada de la cueva. Se trata de una cueva de gran profundidad y llena de leyendas. En la entrada hay una pequeña pared de piedra y un poco más abajo un abrevadero. Descendiendo un poco más vemos una cavidad más grande que luego continua por un paso más estrecho y llega hasta otra cavidad desde la que se ve una salida al exterior que se puede realizar trepando un poco.

Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Cova dels Ermassets

Visitada la cueva, descendemos por la ladera de la montaña en la misma dirección por la que hemos subido, hasta encontrar la pared divisoria de términos municipales. Cruzamos esta pared por el derrumbe marcado con una mancha de pintura azúl y un poco más abajo llegamos a una bifurcación. Tomamos la desviación de nuestra derecha y lo siguiente que nos encontramos es una casa de nieve. Se trata de la casa de Nieve de la Fita del Ram, que por su aspecto debió tener escasa actividad.

Aljibe y cruce de caminos

Continuamos avanzando en suave descenso y llegamos a una zona rocosa donde el camino se abre paso entre las piedras. Luego el sendero se hace más evidente y al cabo de un rato alcanzamos una caseta en ruinas y un aljibe cubierto. Este es un punto clave ya que es un cruce de caminos. El nuestro es el que continúa por la izquierda. Un poco más abajo vemos a nuestra derecha el camino que va al Pas de s’ Engegada, que ignoramos.

Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Vista de Palma y su bahía

Después entramos en una zona de rocas, donde no debemos perder de vista los hitos. Desde aquí se observa una buena panorámica de Palma y su bahía. Pasamos por la boca de una cueva o sima, que no ofrece interés salvo el de confirmar que vamos por buena dirección. Los hitos nos conducen hasta un camino de carboneros, que baja en zigzag hasta una carbonera, situada en el fondo del comellar. Aquí giramos a la derecha y avanzamos un poco por la ladera de la montaña. Enseguida aparecen nuevos hitos que rápidamente nos llevan, en descenso, al inicio del Pas de s’Ego.

Pas de s’Ego

El Pas de s’Ego, situado a 613 m de altitud, es una larga cornisa natural, bastante inclinada y aérea, con una pendiente de 45º o 50º. Tiene una anchura que va entre los 0 ‘5 m en los tramos más estrechos y 1 m en la parte más ancha. El suelo es de roca y tierra y es un poco resbaladizo, aunque hay algunos árboles a los que podemos agarrarnos. Abajo, donde arranca el paso hay un pequeño “marge”o rampa artificial, hecha con piedras compuestas, que ayuda a subir a la cornisa natural. Este paso era un atajo para llegar a la Casa de Nieve de la Fita del Ram y a los distintos ranxos de carboneros de la zona, desde las casas de Es Verger. Este paso también podemos calificarlo de dificultad moderada.

Fita del Ram por el Pas de Gotleu
Pas de s’Ego

Desde aquí ya solo nos queda descender por el comellar, entre grandes bloques de piedra, abundante vegetación y árboles caídos, hasta alcanzar el punto de partida, donde dejamos aparcado nuestro coche, dando por finalizada esta fantástica excursión.

Los componentes del grupo hemos sido: Salvador Gea y yo Juan González Blázquez como guía.

MIS FOTOS

Fotos Salvador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *