diciembre 8, 2021

SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA

INTRODUCCIÓN

La ruta “SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA”, es una ruta circular en la que confluyen espiritualidad y paisaje. El itinerario sigue los pasos de Ramón Llull y del Archiduque Luis Salvador. En su recorrido podemos distinguir dos tramos diferentes. El primero discurre por parte del bosque de Miramar, en el que destaca la Ermita de la Trinidad, las Ermites Velles, Cueva de Ramón Llull y diversos miradores. El segundo es un recorrido por el Camí de s’Escolta y sus miradores. Es una ruta que no tiene desniveles importantes, por lo tanto las subidas y bajadas no son fuertes y además abundan los tramos llanos. Las vistas que ofrecen los miradores son de primer orden.

DATOS TÉCNICOS de la ruta “SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA»

Fecha de Inicio:  18-Noviembre-2021    Hora de Inicio: 08:58  Distancia: 11.03 Km    Altitud min:  371 m    Altitud máx: 522 m  Desnivel positivo: 326 m   Desnivel negativo: 326 m   Altitud inicial: 371 m  Tiempo Total: 04:28  Tiempo Caminando: 03:42  Velocidad media: 2,8 km/h    Circular     Fácil

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta “SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA»

Valldemossa; Camí de s’Ermita; Ermita de la Santísima Trinidad; Camí de ses Ermites Velles; Ses Ermites Velles; Mirador del Pla de Ullastre; Camí de la Muntanya; Cova de Ramón Llull; Mirador dels Tudons; Ermita de la Santísima Trinidad; Camí de s’Escolta; Mirador de sa Volta de s’Escolta; Balcón natural; Mirador des Port; Mirador des Barranc; Camí de s’Abocador; Valldemossa.

DESCRIPCIÓN de la ruta “SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA»

La ruta “SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA”, tiene como objetivo visitar la Ermita de la Santísima Trinidad, Ses Ermites Velles, la Cueva de Ramón Llull, el Mirador dels Tudons y los Miradores del Camí de s’Escolta.

Avinguda de l’Arxiduc Lluís Salvador

Llegamos a Valldemossa desde Palma por la carretera Ma-1110 y dejamos aparcados nuestro vehículos en la Avinguda de l’Arxiduc Lluís Salvador, fuera de la zona ORA. Comenzamos a caminar en dirección a Deià, tomando un cómodo sendero que discurre paralelo a la carretera y al torrente de Lli, que atravesamos un par de veces por unas pasarelas de madera. Ambos quedan a nuestra izquierda.

Al llegar a la confluencia con la carretera Ma-10, tramo Valldemossa-Deià, giramos a nuestra derecha para seguir paralelos a esta carretera. A los pocos metros llegamos a la gasolinera y seguimos por un camino, de reciente construcción, situado en el arcén derecho y separado de la carretera por una barandilla que ofrece protección frente al tráfico.

Ermita de la Santísima Trinidad

Patio de la Ermita de la Santísima Trinidad

Un poco más adelante, al otro lado de la carretera, sale el Camí de s’Abocador, por el que regresaremos cuando volvamos de ver los Miradores del Camí de s’Escolta. Ahora continuamos de frente hasta llegar a un cruce de caminos. A mano izquierda y cruzando la carretera está el Camí de s’Escolta, que tomaremos luego cuando regresemos de las ermitas. A mano derecha está el Camí de s’Ermita y por él continuamos. Es un camino hormigonado que en poco tiempo nos deja en la Ermita de la Santísima Trinidad. Esta Ermita fue fundada en el siglo XVII por el ermitaño Concepció Mir i Vallés. Está situada en un lugar privilegiado en la montaña. Al llegar nos encontramos con una explanada, en la que hay un merendero y espacio para el aparcamiento de varios vehículos.

En su interior podemos ver un patio con un aljibe en el centro. Frente a la entrada se encuentra el oratorio y a mano derecha vemos el cementerio en el que sobresale la capilla y una estatua del fundador. Pero lo que más llama la atención son las fabulosas vistas que se observan desde la terraza. No es de extrañar que los ermitaños eligieran este lugar para erigir la ermita, ya que se respira paz y tranquilidad por los cuatro costados.

SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA
Panorámica que ofrece el mirador de la Ermita de la Santísima Trinidad

Ermites Velles

Una vez que hemos visitado este lugar, cruzamos la explanada y la barrera que establece el perímetro de la ermita. Enseguida el camino se bifurca. Por la izquierda es por donde volveremos luego. Por la derecha está el Camí de ses Ermites Velles, que tomamos y por el que nos adentramos en el bosque de Miramar. Es un frondoso bosque de encinas. Nada más empezar encontramos un pequeño merendero junto a una puerta que esconde el llamado bufador.

SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA
Ses Ermites Velles

Proseguimos nuestra marcha por este camino y en poco tiempo alcanzamos los muros de piedra del antiguo recinto de Ses Ermites Velles, hoy totalmente en ruinas. Este recinto de casi 3000 m2 albergaba varias ermitas. A la izquierda del recinto central vemos un segundo recinto, un aljibe y el Mirador dels Ermitans.

Después de recorrer los restos de las ermitas, retomamos el camino que enseguida nos lleva hasta el Mirador del Pla de Ullastre, donde hay varios bancos de piedra dispuestos en forma de óvalo. Desde aquí iniciamos un ligero descenso, describiendo algunas lazadas, hasta que, en unos minutos, nuestro camino desemboca en el Camí de la Muntanya, que nos cruza perpendicularmente. Ahora seguimos por nuestra derecha, por la izquierda continuaremos luego.

Cueva de Ramón Llull

SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA
Cova de Ramón Llull

A los pocos metros abandonamos este camino para seguir un sendero a nuestra izquierda que nos conduce hasta la Cova de Ramón Llull. A esta cueva se accede por unas escaleras de piedra protegidas por una barandilla. Una puerta metálica que se abre da acceso a una cavidad de reducidas dimensiones donde al parecer se retiraba el beato Ramón Llull para meditar.

Visitada la cueva regresamos de nuevo al camino, que ahora tomamos por nuestra derecha. Pasamos por el cruce anteriormente mencionado y continuamos hasta llegar al Mirador dels Tudons. Es uno de los miradores mandados construir por el Archiduque Luis Salvador. Es una torre cilíndrica de piedra a la que se accede por unas escaleras, también de piedra. Desde lo alto podemos observar, entre la copa de los árboles, lugares como Na Foradada, el Monasterio de Miramar, Son Marroig, etc.

SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA
Mirador dels Tudons

Desde aquí, seguimos por el camino en la misma dirección y en descenso hasta llegar a un cruce. Por la derecha desemboca en la carretera frente al Hotel Continental (antes Hotel Encinar). Por la izquierda, en ligero ascenso llega hasta la Ermita de la Santísima Trinidad, cerrando este primer círculo. Desde la ermita seguimos por el mismo camino, que ya hemos empleado antes en la ida, hasta alcanzar la carretera.

Miradores de sa Volta de s’Escolta

Cruzamos la carretera y tomamos el Camí de s’Escolta. Pasamos una barrera sin candado y caminamos paralelos a la alta rejilla que fija los límites de una casa de nueva construcción. Esta rejilla impide el paso hacia la zona del mirador de Sa Font Figueras, por donde antes continuaba el Camí de s’Escolta. Tampoco se puede visitar el mirador de Sa Vorera. Continuamos por nuestro camino que hace un giro a la izquierda y pasamos junto a un “coll de tordos” (collado de caza con red).

Luego el camino gira a la derecha y a continuación llegamos al primer mirador que podemos visitar. Se trata del mirador de sa Volta de s’Escolta. Es un mirador de reducidas dimensiones con pequeño banco de piedra que nos ofrece unas magníficas vistas de la costa, donde podemos distinguir Sa Foradada, s’Estaca, la torre de Can Costa y la torre de Son Galcerán.

SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA
Balcón Natural del Camí de s’Escolta

Después de disfrutar de esta panorámica seguimos adelante y a los pocos minutos nos desviamos ligeramente a nuestra derecha para ver un balcón natural, donde vemos varios bancos de hierro forjado de distinto tamaño muy originales y una barandilla de protección. Desde este lugar también se observan unas vistas magníficas.

Mirador des Port y Mirador des Barranc

Ahora entramos en uno de los tramos mejor conservados del Camí de s’Escolta, que nos lleva a nuestro siguiente objetivo que no es otro que el mirador des Port. Tiene forma de escuadra y ofrece una vista privilegiada del Puerto de Valldemossa o Sa Marina. Desde aquí nos dirigimos al último de los miradores que visitamos hoy, el mirador des Barranc, situado sobre un precipicio a unos 400 m de altura. Hoy disfrutamos del hermoso espectáculo que nos ofrece dos enormes saltos de agua cayendo al vacío procedentes del torrent des Salt.

SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA
Camí de s’Escolta y Mirador des Port
SES ERMITES VELLES-MIRADORES DE VALLDEMOSSA
Mirador des Barranc

Proseguimos nuestra marcha hasta llegar a un cruce. Obviamos el camino de la derecha, que sigue siendo el Camí de s’Escolta y que en escasos minutos lleva a la carretera de Sa Marina (Puerto de Valldemossa) y seguimos por el camino de nuestra izquierda. Es el Camí de s’Abocador que entre formaciones rocosas, olivos, algún horno de cal y sucesivas barreras con rejilla, nos va a dejar en la carretera Ma-10, cerrando así el segundo círculo.

Cruzamos la carretera y continuamos por el camino por el que antes habíamos subido a las ermitas, pero en sentido contrario. Desde aquí ya solo nos queda llegar al punto de partida donde tenemos aparcados los vehículos, dando por finalizada esta bella excursión.

-Los componentes del grupo hemos sido: Grupo GMMHIIB

GALERIA FOTOS

Fotos Salvador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *