octubre 4, 2022

MIRADOR DE SES PUNTES y otros Miradores de Valldemossa

INTRODUCCIÓNde la ruta “Mirador de ses Puntes y otros miradores de Valldemossa”

La ruta “Mirador de ses Puntes y otros miradores de Valldemossa”, es una ruta circular que en su mayor parte discurre por la finca “Montaña del Voltor”, que tiene el acceso restringido. Esta montaña forma parte de la Reserva Natural Especial de la Serra de Tramuntana. La ruta presenta desniveles de cierta consideración y sus caminos están bien definidos y señalizados. El paisaje es eminentemente montañoso destacando el bosque de encinas. En su recorrido hay varios miradores que ofrecen unas vistas panorámicas fantásticas. Otros atractivos de esta ruta son la Cova de l’Ermitá Guillem y el refugio del Archiduque.

DATOS TÉCNICOS de la ruta “Mirador de ses Puntes y otros miradores de Valldemossa”

Fecha de Inicio: 05-05-2022    Hora de Inicio: 09:06  Distancia: 08.74 Km    Altitud min: 438 m    Altitud máx: 869 m Desnivel positivo: 644 m   Desnivel negativo: 644 m   Altitud inicial: 438 m  Tiempo Total: 05:00 Tiempo Caminando: 03:31  Velocidad media: 2,7 km/h    Circular    Moderado

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta “Mirador de ses Puntes y otros miradores de Valldemossa”

  • Valldemossa (calle Olivares)
  • Camino del Teix
  • Camí de ses Basses
  • Camí del Ranxo d’en Sutro
  • Mirador natural de sa Regata de les Onze
  • Mirador de ses Basses
  • Pas d’en Miquel
  • Cueva de l’ermitá Guillem
  • Coll de Son Gallard
  • Mirador des Garriguer
  • Refugio del Archiduque
  • Sa Talaia Vella
  • Mirador de Ses Puntes
  • Pla des Pouet
  • Font de s’Abeurada
  • Camí del Teix
  • Valldemossa (calle Olivares

DESCRIPCIÓN de la ruta “Mirador de ses Puntes y otros miradores de Valldemossa”

La ruta “Mirador de ses Puntes y otros miradores de Valldemossa”, tiene como objetivo visitar este clásico mirador, así como otros que vamos a encontrar en el recorrido. También ver la cueva del ermitaño Guillem y el refugio que mandó construir el Archiduque Luis Salvador.

Llegamos a Valldemossa por la carretera Ma-1110 que viene de Palma y dejamos aparcados nuestro coches al final de la calle Olivares donde hay una barrera que da acceso a la finca de Son Gual Petit. Comenzamos a caminar en dirección al Camí del Teix que vemos a nuestra izquierda, donde hay una cadena. Se trata de un sendero rocoso que durante un tramo discurre paralelo al torrente de Son Gual y a la pista que conduce a las casas de Son Gual Petit. Un poco más arriba llegamos a una barrera de acebuche, que se abre, dando acceso a la finca “Montaña del Voltor”.

Es este camino iniciamos la ruta

Camí de ses Basses

Para entrar en esta finca se necesita obtener un permiso previo ya que está limitado el número de personas que pueden transitar por ella. En la entrada hay una garita donde el guarda comprobará si hemos solicitado el permiso y nos dará algunas explicaciones sobre la ruta. Por este lugar regresaremos al final de la excursión. Ahora giramos a la derecha donde comienza el Camí de ses Basses y comenzamos a ascender lentamente. Se trata de un camino ancho que se encuentra en bastante buen estado de conservación y presenta en algunos tramos pared de sostenimiento que le dan un gran valor constructivo.

Camí de ses Basses

A medida que ascendemos las vistas sobre Valldemossa van mejorando. Al poco rato alcanzamos un portillo con puertas que se abren y que traspasamos. Un poco más arriba vemos un poste que anuncia la dirección de la Ruta de Catalina Homar y seguimos adelante. A los pocos metros vemos un cruce de caminos. De frente prosigue el Camí de ses Basses. Ahora giramos a la izquierda y tomamos el Camí del Ranxo d’en Sutro. Es un sendero bastante definido que continúa ascendiendo por el bosque de encinas. Al poco tiempo pasamos por delante de un recién restaurado brocal de una cisterna que se alimenta del agua de un depósito de agua de montaña que se encuentra a su lado.

Miradores: Sa Regata de les Onze y de Ses Basses

El ascenso ahora se acentúa y el camino va describiendo lazadas para salvar la pendiente. Más adelante nuestro camino desemboca en el Camí de ses Fontanelles. Por la izquierda nos lleva hacia el Pas d’en Miquel y al Mirador natural de sa Regata de les Onze, donde tenemos una buena panorámica que abarca desde Valdemossa hasta el Galatzó. Tras visitar este mirador regresamos al cruce y continuamos por la derecha y a unos cien metros tenemos el Mirador de ses Basses, que también ofrece buenas vistas sobre el Valle de Valldemossa, S’Estret, Palma y su Bahía.

Miradores de les Puntes y otros miradores de Valldemossa
Mirador de ses Basses

Desde este mirador regresamos nuevamente al cruce y ahora seguimos por el camino indicado como Pas d’en Miquel, que posiblemente sea la continuación del Camí de ses Fontanelles. Es un sendero que discurre al borde del acantilado que se precipita hacia el Corrals des Bous. Este sendero desciende hasta el fondo de la vaguada por un denso encinar y luego asciende hasta el recinto de pared que cierra la Cova de l’ermitá Guillem. En el interior de la cueva se encuentran los restos de un pozo y tres piquetas para el aprovechamiento del agua procedente del goteo. También hay algunas pequeñas habitaciones, ventanas y un pequeño altar Esta cueva se encuentra en buen estado de conservación.

Miradores de les Puntes y otros miradores de Valldemossa
Cova de l’Ermitá Guillem

Mirador des Garriguer

Visitado este lugar tomamos el ramal de la izquierda, que nos lleva a un botador en una pared de piedra que marca el acceso, por esta parte, a la finca privada “Montaña del Voltor”. Por la derecha enlazamos con el Camí de s’Arxiduc, que rechazamos. Detrás del botador sale un camino que un poco más adelante enlaza nuevamente con el Camí de s’Arxiduc, que ahora tomamos por nuestra izquierda.

En pocos minutos llegamos al Coll de Son Gallard, situado a 766 m de altitud que identificamos por un banco de piedra que mandó construir el Archiduque Luis Salvador y un mapa con las rutas de la montaña. En este lugar se encuentran varios caminos. El de la izquierda parte hacia el Pla des Pouet. Por la derecha descendemos hasta las casas de Son Gallard y de frente tenemos el camino que se dirige a la Talaia Vella y al Mirador de ses Puntes, que tomamos.

Miradores de les Puntes y otros miradores de Valldemossa
Coll de Son Gallard

Este camino, bien definido asciende rápidamente dibujando lazadas. No muy lejos vemos a nuestra derecha otro camino poco evidente y mal cuidado, que no está señalizado, que conduce hasta el Mirador des Garriguer, un lugar apartado poco conocido por los senderistas, que nos regala unas estupendas vistas sobre la Foradada, Son Marroig y Deiá. Desde el mirador regresamos por el mismo sendero hasta enlazar de nuevo con el camino principal.

Miradores de les Puntes y otros miradores de Valldemossa
Mirador des Garriguer

Sa Talaia Vella

La siguiente parada es el refugio del Archiduque situado a 868 m de altitud, el punto más alto de la ruta. Se trata de una caseta recientemente reformada. Desde este lugar se observan unas impresionantes vistas de la Sierra de Tramuntana, aunque hoy no hemos podido disfrutar de ellas debido a la densa niebla reinante en este punto. Desde aquí proseguimos nuestra marcha por este estupendo camino y a los pocos metros dejamos a nuestra derecha el camino que desciende al Pas dels Ermitans, una grieta muy inclinada y de roca lisa, equipada con una vieja cuerda y una cadena.

Miradores de les Puntes y otros miradores de Valldemossa
Refugio del Archiduque

Continuamos avanzando y a los pocos minutos llegamos al vértice geodésico que señala la cima de Sa Talaia Vella, situada a 856 m de altitud. Desde aquí las vistas también son magníficas, llegando a distinguir perfectamente la bahía de Palma. Luego, unos metros más adelante vemos a nuestra derecha el camino que conduce al aéreo y vertiginoso Pas de sa Paella, que más abajo conecta con el Pas dels Ermitans.

Miradores de les Puntes y otros miradores de Valldemossa
Sa Talaia Vella

Mirador de ses Puntes

Tras unos minutos más de caminata en bajada llegamos al Mirador de Ses Puntes, también conocido como Mirador de Can Costa. Este es uno de tantos miradores que mandó construir el Archiduque Luis Salvador. Está situado a 775 m de altitud y lo reconocemos fácilmente por la pared de piedra que circunda el perímetro que actúa como quitamiedos. Encima de la pared se construyeron unas almenas que se asemejan a una fortificación medieval y a ellas se debe el nombre de “Ses Puntes” que se dió a este mirador. La pared protege del abismo evitando posibles caídas por un acantilado de más de 300 m. Este mirador ofrece unas vistas fantásticas de toda esta parte de la costa mallorquina.

Miradores de les Puntes y otros miradores de Valldemossa
Mirador de ses Puntes

Una vez que hemos disfrutado de este lugar, retrocedemos unos metros por donde hemos venido y a continuación tomamos el Camí del Mirador de ses Puntes que procede del Pla des Pouet. Antes pasamos por un horno de pan, bastante bien conservado y por una era de carbonero y los restos que quedan de su barraca. En unos veinte minutos de descenso por este ancho camino que va dibujando varias curvas, alcanzamos el Pla des Pouet.

Pla des Pouet

El Pla d’es Pouet situado a 685 m de altitud, es una explanada en medio del bosque de encinas. Aquí vemos un pozo de piedra, de ahí el nombre que recibe este lugar. Aquí encontramos un cruce de varios caminos. Por la derecha tenemos el Camí de na Torta, que por esta parte conduce al mirador del mismo nombre. Por la izquierda, tenemos el camino señalizado que conduce al Coll de Son Gallard. De frente, que es por donde continuamos, nos acercamos a una pared medianera. En este punto también tenemos otro cruce de caminos. El de la izquierda, es el camino que recorre el Corral dels Bous y que más arriba enlaza con el camino del Pas d’en Miquel. El de la derecha es el Camí de na Torta que por aquí también nos lleva al mirador de idéntico nombre.

Miradores de les Puntes y otros miradores de Valldemossa
Pla des Pouet

Font de s’Abeurada

Cruzamos la pared medianera y seguimos descendiendo por el camino que va describiendo varias lazadas para salvar la pronunciada y larga pendiente. Al cabo de un rato de ir bajando vemos a nuestra derecha un camino que nos va a conducir a la Font de s’Abeurada, situada en una zona de carboneros, cerca del camino principal. Se trata de una fuente de piedra que es como un aljibe cubierto que tiene la mineta al fondo. La entrada está cerrada con una pequeña puerta metálica, tipo rejilla, y con un candado.

Miradores de les Puntes y otros miradores de Valldemossa
Font de s’Abeurada

Desde aquí retomamos de nuevo el camino principal y en escasos minutos llegamos al punto de información (garita). Cruzamos la barrera de acebuche y salimos de la finca “Montaña del Voltor”, cerrando así el círculo de esta ruta. Ahora solo nos queda volver al punto de inicio por el mismo camino de ida, pero en sentido inverso, dando por finalizada esta magnífica excursión.

Los componentes del grupo hemos sido: GRUPO GMMHIIB y yo -(Juan González Blázquez) como guía.

MIS FOTOS

Otras fotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *