agosto 1, 2021

BARRANCO DE SA GUBIA desde Bunyola

INTRODUCCIÓN de la ruta Barranco de sa Gubia desde Bunyola

La ruta Barranco de sa Gubia desde Bunyola, es una ruta circular, larga y muy exigente. Discurre por los términos municipales de Bunyola y Valldemossa. Presenta desniveles importantes, con fuertes subidas y bajadas. Sube por el impresionante Barranco de Sa Gubia donde destacan sus colosales paredes verticales y el Pas des Barrac, curioso pasadizo que atraviesa la pared rocosa. Corona las cimas del Puig de Sa gubia y del Puig de Son Nassi, donde se puede disfrutar de unas fantásticas vistas panorámicas. Regresa por el Coll del Cingle de Sa Milana y por el Camí de Raixa. En definitiva es una ruta dura, no apta para todo tipo de senderistas y requiere una buena forma física y poseer experiencia en montaña y sentido de la orientación.

DATOS TÉCNICOS de la ruta Barranco de sa Gubia desde Bunyola

Fecha de Inicio:  23-Marzo-2021    Hora de Inicio: 08:51  Distancia: 17,20 Km    Altitud min: 146 m    Altitud máx: 604 m  Ascenso: 765 m   Descenso: 765 m   Altitud inicial: 146 m  Tiempo Total: 09:42   Tiempo Caminando: 07:33      Circular     Difícil

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta Barranco de sa Gubia desde Bunyola

Aparcamiento de Ca’n Penasso; Camí Vell de Palma a Sóller; Torrente de sa Gubia; Pas des Barranc; Camino Alquería d’Avall-Raixa; Coll de sa Senyora; Puig de Sa Gubia; Camí Pas dels traidors; Coll de Son Nassi; Puig de Son Nassi; Coll de Son Nassi; Camí Pas dels traidors; Coll de sa Senyora; Camino Alquería d’Avall-Raixa; Coll del Cingle de sa Milana; Torrent de Raixa; Raixeta; Camí Vell de Palma a Sóller; Aparcamiento de Ca’n Penasso.

DESCRIPCIÓN de la ruta Barranco de sa Gubia desde Bunyola

La ruta Barranco de sa Gubia desde Bunyola tiene como objetivo realizar un recorrido por este barranco, luego subir al Puig de sa Gubia y al Puig de son Nassi y regresar por Raixeta y Raixa.

Para realizar esta larga ruta partimos del aparcamiento de Ca’n Penasso. Tomamos la carretera Ma-11 que enlaza Palma con Sóller y a la altura del kilómetro 14 ‘5 dejamos aparcado nuestro coche en la explanada que el restaurante Ca’n Penasso tiene destinada a estacionamiento de vehículos.

Cruzamos al otro lado de la carretera y comenzamos a caminar en dirección Palma. A los pocos metros abandonamos la carretera para coger el Camí Vell de Palma a Sóller, que sale a nuestra derecha y que en línea recta conduce hasta la finca de Raixa.

Torrente de Sa Gubia

Caminamos por este bonito camino un poco más de un kilómetro y nos desviamos por la derecha para seguir por el Torrente de sa Gubia. Al principio este torrente es un camino muy invadido por la vegetación, pero poco a poco va tomando la forma de torrente y van apareciendo grandes rocas por las que tenemos que trepar.

Torrent de Sa Gubia

Hay un tramo en que para salvar las rocas más complicadas, tomamos un sendero por nuestra derecha que al cabo de unos metros vuelve de nuevo al torrente. En general no existe mucha dificultad, eso sí hay que extremar la precaución en algunos puntos.

A medida que avanzamos se van poniendo de manifiesto las imponentes paredes del barranco de más de 250 m de altura, donde se practican diversas modalidades de escalada.

Pas des Barranc

Proseguimos la marcha por este impresionante lugar y llegamos a uno de los puntos más interesantes del barranco. Es el Pas des Barranc, un curioso y angosto pasadizo que facilita el avance por el torrente. Está situado a 294 m de altitud. Es un agujero, más bien corto, que atraviesa la pared rocosa y por el que tenemos que pasar agachados. No ofrece mucha dificultad.

A la salida del paso, mirando hacia atrás, podemos observar la profunda hendidura que el torrente ha ido produciendo en las paredes rocosas a lo largo de los siglos.

Barranco de Sa Gubia desde Bunyola
Pas des Barrac

Seguimos avanzando por el torrente que ahora se ha vuelto más fácil de caminar al desaparecer las rocas grandes y al cabo de un rato lo abandonamos y tomamos un sendero que hay a nuestra derecha. Este sendero está muy cubierto por la vegetación, sobre todo carrizo y comienza a ascender por una pendiente muy pronunciada.

Llegamos a una pequeña rosseguera donde el camino está señalizado con hitos. Durante un buen tramo seguimos los hitos. El carrizo ha dado paso a la roca. En la subida nosotros decidimos guiarnos por nuestra intuición montañera y nos dirigimos al encuentro del camino Alquería d’Avall-Raixa, cuya pared de sostenimiento se ve desde lejos.

Coll de Sa Senyora

Al cabo de un rato de constante subida alcanzamos esta pared que además tiene una rejilla y trepamos por ella accediendo al camino. Luego nos dimos cuenta que si hubiésemos seguido, por la derecha, paralelos a la pared habíamos llegado a un portillo con puerta que se abre y que nos deja directamente en el Coll de sa Senyora.

Ahora, una vez en el camino de Alquería d’Avall-Raixa, caminamos unos 150 m y alcanzamos el Coll de Sa Senyora donde tenemos la desviación que nos lleva a la cima del Puig de Sa Gubia.

En este punto se puede observar una placa conmemorativa del año 1958 a Leandre Ximenis, personaje muy importante del Fomento de Turismo en Mallorca, siendo uno de los guías de montaña más destacables.

Puig de Sa Gubia

Así pues tomamos esta desviación por nuestra derecha y comenzamos la ascensión. Al poco vemos un “botador” metálico que saltamos, seguimos ascendiendo y nos encontramos con una caseta o refugio a nuestra izquierda y enseguida alcanzamos el vértice geodésico que señala la cima del Puig de Sa Gubia, de 608 m. de altitud y a 4.1 km. del punto de inicio. De frente y un poco más abajo tenemos el Mirador de Leandro Ximenis, desde el que se pueden observar unas magníficas vistas.

Barranco de Sa Gubia desde Bunyola
Mirador de Leandro Ximenis

Después de disfrutar de esta hermosa panorámica retrocedemos sobre nuestros pasos y a la mitad del camino nos desviamos por nuestra derecha por el camí Pas dels traidors para dirigirnos al Puig de Son Nassi.

Descendemos por una cuesta muy pronunciada y llegamos al Coll de Son Nassi, donde vemos un botador metálico de grandes dimensiones. Saltamos por dicho botador y vemos un cruce de senderos.

Puig de Son Nassi

De frente nos lleva directamente al punto de inicio a través del Comellar d’en Bonjesús. Por la izquierda está el sendero que nos conduce a la cima del Puig de Son Nassi. Así pues tomamos este sendero que comienza a subir por una pendiente muy acusada y por un terreno muy rocoso hasta alcanzar la cima, situada a 575 m de altitud. Las vistas que se observan desde este lugar son realmente impresionantes.

Barranco de Sa Gubia desde Bunyola
Puig de Son Nassi visto desde el Puig de Sa Gubia

Una vez que hemos disfrutado de esta panorámica descendemos hasta el Coll. En el descenso vemos a nuestra derecha el profundo Avec des Coll de son Nassi. Llegamos al coll y en lugar de descender por el Comellar d’en Bonjesús, decidimos alargar la excursión.

Por lo tanto regresamos por el Camí Pas dels Traidors y desde aquí hasta el Coll de sa Senyora. En este punto, podríamos coger el camino Alquería d’Avall-Raixa por nuestra derecha y llegar a S’ Alquería de Avall y de aquí a Ca’n Penasso, acortando la excursión.

Pero finalmente decidimos realizar la vuelta por Raixeta y Raixa, mucho más larga. Aunque como he dicho se puede acortar la excursión yendo por alguna de las rutas que he mencionado.

Porxo des Pouet

Por lo tanto tomamos el camino Alquería d’Avall-Raixa por nuestra izquierda. Al poco rato pasamos una barrera metálica, que está permanentemente abierta y un poco más adelante vemos el Porxo des Pouet, caseta con un carro en su interior. Aquí tenemos, a nuestra derecha, la desviación que conduce, por un lado al Puig de Sa Font y por otro al Pas de sa Fesa.

Barranco de Sa Gubia desde Bunyola
Porxo des Pouet

Obviamos esta desviación y seguimos por este extraordinario camino de gran valor constructivo que presenta en algunos tramos grandes paredes de sostenimiento.

Proseguimos nuestra marcha y un poco más adelante, a nuestra izquierda, vemos la desviación que conduce a las Casas de Sa Muntanya, que no visitamos en esta ocasión. A escasos metros de la desviación alcanzamos un depósito de agua para incendios y un cobertizo.

Este punto es importante pues a esta altura tenemos que desviarnos por nuestra izquierda y tomar un sendero poco evidente, cuyo inicio está señalizado con unos hitos.

Coll del Cingle de sa Milana

Este sendero asciende hasta el Coll del Cingle de sa Milana donde hay una pared de piedra con un rudimentario botador. Detrás de la pared continúa el sendero que ahora aparece prácticamente cubierto por el carrizo pero es fácil de seguir. Las vistas que se observan desde este lugar son preciosas, destacando la visión del Puig de Na Fátima, el Puig de ses Fites, etc.

Unos doscientos metros más adelante nos encontramos con otra pared de piedra. Esta pared divide los términos municipales de Bunyola y Valldemossa. Por lo tanto al cruzar esta pared entramos en el término de Valldemossa. La traspasamos por un pequeño derrumbe.

Barranco de Sa Gubia desde Bunyola
Vista desde el Coll del Cingle de Sa Milana

Detrás de ella sigue el camino que ahora llanea durante un corto tramo y a continuación comienza a descender. A medida que descendemos las vistas sobre la Possessió de Pastoritx y el Valle son inmejorables.

Nuestro camino presenta algunos tramos bastante deteriorados, pero los hitos nos ayudan a seguirlo sin problemas, aunque la pendiente es bastante pronunciada y va describiendo varias lazadas para superarla.

Cruce de Caminos

Una vez finalizado el descenso llegamos a un cruce de caminos donde también confluyen dos torrentes. Continuamos por el ancho camino de nuestra izquierda hasta llegar a un cruce. Aquí continuamos por nuestra izquierda, ya que por la derecha se dirige a Son Verí y a Valldemossa.

El camino discurre entre una espesa vegetación y paralelo al Torrent de Raixa aunque llega a cruzarlo varias veces. Volvemos a encontrarnos con la pared divisoria de los términos municipales de Bunyola y Valldemossa. Aquí la cruzamos por un portillo sin puerta, entrando de nuevo en el término de Bunyola. Después de caminar un rato llegamos a Raixeta.

Barranco de Sa Gubia desde Bunyola
Raixeta

Raixeta fue una antigua posesión que perteneció al cardenal Despuig y hoy se encuentra en un estado lamentable, con los tejados a medio derrumbar, lo que constituye un auténtico peligro para los visitantes.

Desde aquí tomamos el ancho y cómodo camino de tierra que se dirige a la finca pública de Raixa. Al llegar a la zona de aparcamiento de esta posesión tomamos, a nuestra izquierda, el Camí Vell de Palma a Sóller, señalizado con un poste GR-221, que anuncia 30 minutos para llegar a Ca’n Penasso.

-Los componentes del grupo hemos sido: Jaime, Pepe, Emiliano, Salvador y yo (Juan González Blázquez) como guía

GALERIA FOTOS

Fotos Salvador

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *