febrero 25, 2021
Vista del Puerto de Valldemossa desde el final del Pas des Moros

SON OLESA – Pº VALLDEMOSSA-SES PASTERES-PAS DES MOROS-VISTAMAR

INTRODUCCIÓN

La Ruta Son Olesa-Pas des Moros es una ruta, poco conocida. Se inicia en la urbanización de Son Olesa, en el antiguo Camí de Son Olesa que va a Sa Marina de Valldemossa o Puerto de Valldemossa. Pasa por la zona de Ses Pasteres, por el Pas des Moros y por la parte trasera de Vistamar. Nos permite conocer unos parajes de una belleza singular como los caminos de Ses Pasteres, usados por los antiguos contrabandistas. Un paso poco conocido como es el exigente Pas des Moros.

DATOS TÉCNICOS  de la Ruta Son Olesa-Pas des Moros

Fecha de Inicio: 25-Agosto-2020     Hora de Inicio: 09:00 Distancia: 7,89 Km   Altitud min: -5 m Altitud max: 377 m Ascenso: 652 m Descenso: 652 m Altitud inicial: 371 m Tiempo Total: 07:26 Circular Moderado

Powered by Wikiloc

ITINERARIOde la Ruta Son Olesa-Pas des Moros

Camí de Son Olesa; Mirador des Pi; Sa Marina de Valldemossa; Ses Pasteres; Pas des Moros; Vistamar; Mirador des Pi; Camí de Son Olesa.

 

DESCRIPCIÓNde la Ruta Son Olesa-Pas des Moros

DEL CAMÍ DE SON OLESA AL PUERTO DE VALLDEMOSSA

La Ruta Son Olesa-Pas des Moros se inicia cerca de la urbanización de Son Olesa. A ella llegamos por la carretera Ma-10, tramo que une Valldemossa con Banyalbufar. A la altura del punto kilométrico 73 giramos a la derecha por el Camí de Son Olesa. Dejamos a la izquierda la posesión de Son Olesa. A la derecha tenemos Ca’s Garriguer. Un poco más adelante, en una curva hay una pequeña explanada, donde dejamos aparcado nuestro vehículo.

En esta explanada una pared de piedra forma un ángulo de 90º y en el vértice hay un rústico botador. En este punto iniciamos la excursión saltando por el botador. Al otro lado tenemos un camino que pronto se bifurca. A la derecha se dirige a Vistamar y que obviamos.

Mirador des Pi

Nosotros seguimos de frente y un poco más adelante dejamos momentáneamente este camino para dirigirnos al Mirador des Pi. Para ello tomamos un senderillo que vemos entre los matorrales, casi paralelo al anterior. En unos minutos llegamos a un portillo con una puerta que se abre y luego en un par de minutos alcanzamos el Mirador des Pi. Desde este mirador tenemos una magnífica panorámica de la Marina de Valldemossa.

Desde el mirador retrocedemos unos metros y saltamos por un botador que vemos a nuestra derecha. Detrás de este botador sale un sendero que un poco más adelante se une con el Camino de Son Olesa que hemos dejado antes. Es un espléndido camino que en muchos tramos aparece soportado por muros de pared seca. Va descendiendo describiendo numerosas lazadas para salvar la pendiente y en unos cuarenta y cinco minutos llegamos a una caseta que vemos a nuestra izquierda.

Puerto de Valldemossa o Sa Marina

El camino pasa por delante de esta casa. Continúa descendiendo un poco más hasta que llegamos a unas escaleras que nos van a dejar en el Puerto de Valldemossa o Sa Marina. Aquí tomamos el Carrer de Tramuntana y a continuación el Carrer de Ponent y llegamos al espigón del puerto donde tomamos las correspondientes fotografías.

DEL PUERTO DE VALLDEMOSSA A SES PASTERES

Desde aquí regresamos hasta la primera calle que vemos a nuestra izquierda, es el Carrer Llevant. Tomamos esta calle para luego abandonarla en la primera curva que describe a la derecha. En este punto vemos un sendero que discurre paralelo a la pared de un chalet. Subimos por este sendero y un poco más adelante alcanzamos el Carrer Migjorn. Continuamos por esta calle y en la primera curva a la derecha la dejamos. Seguimos de frente por el referido sendero, que ahora ya comienza a ascender por una fuerte pendiente.

Tras la fuerte subida llegamos a un llano donde vemos una barrera de madera de doble hoja, cerrada. Al lado un portillo que permite el paso de peatones. A continuación está la carretera de Sa Marina, la Ma-1131 que baja al Puerto de Valldemossa y que tomaremos luego. A mano izquierda sale el Camí de s’ Estaca. Ahora giramos levemente a nuestra izquierda y enseguida nos encontramos con una casa en medio del bosque que también queda a nuestra izquierda. Aquí el camino se convierte en una ancha pista forestal que comienza a descender hacia el mar describiendo grandes lazadas.

Ses Pasteres

Al poco rato de una cómoda bajada finaliza la pista y continúa un camino con laterales marcados con pequeñas piedras que luego se bifurca. Nosotros continuamos de frente siguiendo este ramal que finaliza en unas escaleras de piedra. Estas escaleras están en muy mal estado. Antaño fueron utilizadas por los contrabandistas. Al estar derrumbadas en su parte final, no pudimos descender al mar.

Regresamos hasta la bifurcación y tomamos el otro ramal. Este ramal también termina en unas escaleras como las anteriores. En este caso sí que pudimos descender al mar y darnos un merecido baño en unas aguas cristalinas y limpias.

DE SES PASTERES AL PAS DES MOROS

Después de disfrutar del baño iniciamos el regreso por la misma ruta hasta llegar a la barrera con el portillo que he mencionado antes. Tomamos la carretera en dirección al Puerto de Valldemossa.

Torrent des Lli

Caminamos un rato por el asfalto. Al llegar a la primera curva, muy cerrada, que describe la carretera a la derecha, la abandonamos para seguir por un sendero que baja hasta el Torrent des Lli. Descendemos por este empinado y resbaladizo sendero. Enseguida vemos una gran roca con un hito encima. Llegamos al cauce del torrente y lo seguimos unos metros por nuestra derecha. Luego cruzamos a la otra parte y continuamos por el sendero que por esta parte es poco evidente y está muy cubierto de vegetación.

A partir de aquí comienza una dura y vertiginosa subida que no ofrece ninguna dificultad en cuanto al camino a seguir señalizado con algunos hitos y con flechas rojas que marcan la dirección por donde continuar.

Pas des Moros

Pas des Moros

Después de una buena subida llegamos al inicio el Pas des Moros que reconocemos por que sube por una larga canal. Es la parte más dura del Ruta Son Olesa-Pas des Moros. Este paso no ofrece ninguna dificultad técnica para superarlo. Tenemos que ayudarnos de las manos en algunos tramos y debemos poner más cuidado pues hay piedras sueltas que hacen el terreno más resbaladizo.

Al comienzo del Paso vemos a nuestra izquierda unas rocas grandes que tienen unos escalones tallados aunque ya muy desgastados. Estos escalones nos ayudan a superar la pendiente.

Al final del Paso nos encontramos con una pared de piedra con una rejilla que cierra la canal.

Esta pared la superamos fácilmente por nuestra derecha donde hay un derrumbe cerca de los acantilados. Aquí finaliza el Pas des Moros pero aún nos queda un poco más de subida. Al final de la cual vemos un pino caído que parece cerrarnos el paso. A continuación tenemos un collado.

DEL PAS DES MOROS AL CAMÍ DE SON OLESA

Caminamos por este lugar sin camino y sin indicación alguna, dirigiéndonos ligeramente a nuestra izquierda. Enseguida vemos una pared de piedra con un portillo sin puerta por donde pasamos. Luego sorteamos la pared bajando por dos escalones de piedra que la pared tiene a cada lado.

A partir de aquí el itinerario no es fácil de seguir pues seguimos sin camino y sin señalización alguna. Se trata de caminar lo más próximos posibles a los acantilados que quedan a nuestra derecha. Bajamos a un torrente por una zona bastante sucia de vegetación.

Vistamar

Al otro lado ya vemos las Casas de Vistamar. Una vez que vadeamos el torrente comenzamos a subir por la otra vertiente. Enseguida vemos un bonito y restaurado camino que más adelante se bifurca. Por la derecha seguiremos luego, ahora continuamos por la izquierda. Unos escalones de piedra nos llevan hasta un portillo sin candar por el que entramos en la parte trasera de las Casas de Vistamar. Vemos una zona ajardinada muy bien cuidada. A nuestra izquierda hay un Mirador que ofrece unas magníficas vistas sobre toda la hondonada de la Marina de Valldemossa.

Decidimos no visitar el resto de los miradores para no molestar a la propiedad y regresamos hasta la bifurcación que he mencionado antes. Tomamos el otro ramal, que ahora queda a nuestra izquierda. Vadeamos el Torrent des Salt un poco antes de la impresionante caída que tiene por los acantilados y continuamos por el sendero.

Al poco rato nos encontramos con una pared de piedra con un portillo sin puerta y a continuación vemos un ranxo de carbonero. Un poco más adelante observamos una especie de Mirador Natural que también nos ofrece buenas vistas de la zona. Seguimos caminando por nuestro sendero que a tramos se confunde con el paisaje. Esto hace más difícil seguirlo y en poco tiempo llegamos al Mirador des Pi en el que estuvimos por la mañana. Desde aquí seguimos los mismos pasos que al inicio de la excursión pero al contrario. Llegamos al botador, que saltamos y al punto de partida

La Ruta Son Olesa-Pas des Moros, en definitiva es una extraordinaria excursión que nos lleva por lugares solitarios, de gran belleza y por un exigente Pas des Moros.

Los componentes del grupo hemos sido: Jaime, Salvador y yo (Juan González Blázquez) como guía.

Galería Fotos

Fotos Salvador:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *