mayo 17, 2021
Vértice Geodésico del Puig de Sa Galera

PUIG DE SA GALERA por el Pas d’en Marc y regreso por el Pas de Can Boqueta

INTRODUCCIÓN

La Ruta del Puig de Sa Galera se inicia y finaliza en Deià. Discurre entre bancales de olivos y algarrobos y bosques de encinas y pinos. Por inclinadas vaguadas y rossagueras;  terrenos pedregosos y resbaladizos. Por el impresionante y expuesto Pas d’en Marc con sus tres tramos y el Pas de Can Boqueta menos problemático. El Puig de Sa Galera, situado a 908 metros de altura, es una de las cimas emblemáticas de la Serra de Tramuntana que ofrece unas vistas panorámicas fantásticas.

DATOS TÉCNICOS DE LA RUTA DEL PUIG DE SA GALERA

Fecha de Inicio:  11-noviembre-2020    Hora de Inicio: 09:07  Distancia: 08,73Km    Altitud min: 156 m    Altitud max: 908 m Ascenso: 806 m   Descenso: 806 m   Altitud inicial: 156 m  Tiempo Total: 07:25   Tiempo caminando: 03,54 Circular Difícil

Powered by Wikiloc

ITINERARIO DE LA RUTA DEL PUIG DE SA GALERA

Deiá; Font de sa Senyora; Pas d’en Marc; Puig de Sa Galera; Pas de Can Boqueta; Mirador Natural; Deiá

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA DEL PUIG DE SA GALERA

Aparcamos nuestro vehículo en un pequeño parking gratuito que hay a la entrada de Deià, a la derecha de la carretera Ma-10 viniendo de Valdemossa, a la altura del kilómetro 62.3. Hay espacio para varios vehículos.

DE DEIÁ AL PAS D’EN MARC

Iniciamos la excursión por la carretera en dirección al pueblo por la calle Archiduque Luis Salvador, para luego girar a la derecha y tomar la calle Camí de Son Canals, donde está el Hotel La Residencia, vemos un gran letrero que lo indica.

Después de una corta subida abandonamos esta calle por unas empinadas escalerillas de piedra que encontramos a nuestra izquierda, único lugar por donde podemos continuar. Si siguiéramos de frente nos encontraríamos con una barrera cerrada. A estas escaleras le sigue un estrecho callejón que finaliza en la misma pista cerrada más abajo y por la cual continuamos subiendo por nuestra izquierda.

Font de sa Senyora

Font de Sa Senyora en la Ruta Puig de Sa Galera
Font de sa Senyora

Un poco más arriba, también a nuestra izquierda se inicia un camino escalonado que se introduce en el bosque. Cruzamos una pared de piedra por un portillo sin puerta y entramos en una zona de bancales de olivos y algarrobos.

Un poco más arriba cruzamos por otro portillo y volvemos a entrar en zona de bosque. Y más adelante junto al camino escalonado y a la derecha tenemos la Font de sa Senyora, más conocida por tener el grifo justo debajo y detrás en la parte de arriba está la mineta de esta fuente cerrada con una puerta de chapa de hierro con cerradura.

Continuamos subiendo hasta que vemos otra pared con un portillo sin puerta por el que cruzamos. Al otro lado tenemos una zona más despejada y más llana dónde podemos ver, a nuestra izquierda, una primera caseta empleada como refugio para los cazadores y unos metros más adelante pasamos por una segunda caseta y al poco rato de haberla sobrepasado nos llama la atención la forma del tronco de un olivo que se asemeja a la cabeza de un dragón, aumentando el parecido unas piedras colocadas a modo de dentadura.

Pared de piedra

Seguimos avanzando, vemos una rejilla a la izquierda del sendero y llegamos a otra pared de piedra con otro portillo sin puerta. Al otro lado tenemos dos caminos, el de la izquierda lo obviamos y seguimos de frente según nos indica una pequeña flecha roja pintada en una piedra. El camino aquí es más difuso y se va adentrando en el bosque de encinas por una vaguada muy inclinada. Vamos viendo vestigios de la antigua actividad carbonera.

Al cabo de un rato de subida nos topamos de frente con una balma. A la izquierda tenemos un ancho camino y un viejo carro y a la derecha sigue nuestro inclinado sendero por la vaguada. Más arriba encontramos un camino de carro, que cruzamos y seguimos ascendiendo por la vaguada. A los pocos minutos llegamos a otro camino de carro que ahora sí que lo tomamos por nuestra derecha y que sigue ascendiendo más suavemente abandonando la vaguada.

Caminamos un rato por este cómodo camino y en una curva que describe a la izquierda, lo abandonamos para seguir de frente por un camino menos definido marcado al principio con un hito. En poco tiempo alcanzamos una pared de piedra que cruzamos por un derrumbe. Al otro lado continuamos por nuestra izquierda siguiendo los hitos que nos van a dirigir a la base de los acantilados donde se inicia el Pas d’en Marc.

El Pas d’en Marc

DEL PAS D’EN MARC A SA GALERA

El Pas d’en Marc se compone de tres tramos bien diferenciados. El primero, es el más corto y se inicia con una escalera de hierro sujeta a la roca con anclajes que nos permite superar una pequeña pared de roca bastante vertical, luego con la ayuda de una cable forrado de plástico nos situamos en lo alto de un espolón que mira al vacío. Este primer tramo se supera sin demasiada dificultad.

Segundo tramo

Un poco más arriba tenemos el segundo tramo, es el que presenta mayor dificultad ya que tenemos que descender por una pared rocosa en la que apenas podemos apoyar los pies, eso si, contamos con un cable de acero anclado a la roca, también forrado de plástico, aunque el tiempo ha hecho que se vaya cuarteando. Es el tramo en el que tenemos que extremar la precaución ya que a nuestros pies está el vacío.

Tercer tramo

Al finalizar este segundo tramo nos encontramos en una inclinada vaguada y frente a nosotros vemos el tercer tramo que asciende en diagonal derecha. Está equipado con un cable también forrado de plástico. Empieza con una cornisa muy inclinada, luego se encajona en las rocas donde podemos apoyar bien los pies. La parte final es la más expuesta y la que más impresiona ya que tenemos que superar una roca lisa con el vacío a nuestras espaldas.

Superado el paso estamos situados sobre un gran balcón que nos ofrece unas vistas extraordinarias sobre Deià y alrededores. Desde aquí comenzamos una tremenda subida por un terreno muy pedregoso con tendencia a la derecha según nos marcan algunos hitos que vamos encontrando. No hay camino definido. Llegamos a los pies de un acantilado y nos dirigimos ligeramente a la izquierda para superarlos por un paso realizando una pequeña trepada. Desde lo alto del acantilado vemos, ligeramente a nuestra izquierda, el vértice geodésico que señala la cima del Puig de Sa Galera y hacia él nos dirigimos.

Esta cima situada a 908 metros de altura nos ofrece unas vistas fantásticas de todo el entorno.

Vértice Geodésico en la Ruta Puig de Sa Galera
Cima del Puig de Sa Galera

DE SA GALERA AL PAS DE CAN BOQUETA

A continuación emprendemos el regreso en busca del Pas de Can Boqueta; para ello tomamos un sendero de montaña marcado con hitos. Un poco más adelante hay unos hitos que nos van a conducir al Puig des Vedell y luego al Puig des Vent, que obviamos; nosotros vamos a seguir otros hitos que se dirigen más a nuestra derecha por un sendero que se desdibuja en algunos tramos.

Después de atravesar una zona más o menos plana alcanzamos el inicio de una inmensa vaguada, muy inclinada, con un terreno pedregoso y bastante resbaladizo. Después cruzamos por la parte superior de una gran rosseguera y desembocamos a los pies de unas paredes escarpadas. A continuación entramos en una zona boscosa y enseguida llegamos a una pequeña pared de piedra donde hay un rudimentario botador por el que saltamos.

En poco tiempo alcanzamos el Pas de Can Boqueta. Se trata de un paso equipado con un cable de acero forrado de plástico que da seguridad. Es un estrecho pasillo que al principio tiene unos escalones picados en la roca, luego hace un giro a la derecha y otro más a la izquierda. No ofrece ninguna dificultad.

DEL PAS DE CAN BOQUETA A DEIÁ

Una vez que hemos superado el Paso continuamos descendiendo por el encinar, por un camino, que al principio no es demasiado evidente y que aparece cubierto de hojarascas que le hacen muy resbaladizo. Dejamos a nuestra derecha la inmensa rosseguera. Tras un largo e incómodo descenso llegamos a un horno de Cal, que queda a nuestra derecha.

Seguimos descendiendo por este camino, ahora ya menos inclinado y un poco más adelante, en una curva cerrada que hace el camino a la izquierda debemos abandonarlo y buscar entre los bancales de olivos un sendero. Si continuáramos por el Camino del Pas de Can Boqueta llegaríamos a las casas de mismo nombre, donde no permiten el paso, ni tampoco se puede pasar por los aledaños donde han puesto cerramientos. Así que no queda más remedio que alargar un poco la ruta y seguir sin problemas de paso por el sendero que he dicho.

Mirador

Este sendero se dirige a una caseta, pasamos por delante de ella y seguimos por el mismo camino. Enseguida vemos a nuestra derecha un Mirador en lo alto de un peñasco, un poco camuflado con el paisaje. Dejamos momentáneamente el camino y subimos sin dificultad a lo alto del peñasco. Allí vemos una mesa y unas sillas hechas con troncos de árboles. El lugar ofrece unas buenas vistas del entorno.

Regresamos de nuevo al camino y cuando este hace un giro a la izquierda lo abandonamos para tomar una estrecha senda apenas visible entre la vegetación que conduce hasta otra caseta cercada con una rejilla. Desde aquí accedemos a un ancho camino de carro que tomamos por la izquierda y que a los pocos metros enlaza con la pista por donde hemos subido por la mañana, desde donde desandamos los pasos dados al inicio hasta llegar al punto de partida dando por finalizada la excursión.

La Ruta del Puig de Sa Galera, en definitiva es una extraordinaria, dura y difícil excursión no apta para todo tipo de senderistas.

-Los componentes del grupo hemos sido: Jaime, Emiliano, Salvador y yo (Juan González Blázquez) como guía

GALERIA DE FOTOS

Fotos Salvador

Fotos Jaime

2 comentario en “PUIG DE SA GALERA por el Pas d’en Marc y regreso por el Pas de Can Boqueta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *