junio 12, 2024

COVA DE SES DUES BOQUES por el Pas de Son Moragues

INTRODUCCIÓN de la ruta “Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues”

La ruta “Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues”es una ruta circular que discurre por la zona de la Muntanya del Voltor y la finca de Son Moragues. Pasa por lugares emblemáticos como el Pla des Pouet, la Cova de l’Ermitá Guillem, el Refugio del Archiduque o el Mirador de Ses Puntes; y por otros menos conocidos como el Mirador des Garriguer ola espectacular cova de ses Dues Boques, una cavidad escondida y difícil de encontrar en medio de los acantilados. También supera dos bonitos pasos de montaña de dificultad moderada, el Pas des Marge Robust y el Pas de Son Moragues. La ruta discurre por frondosos bosques de encinas, donde se ve la huella de una intensa actividad carbonera. Es una ruta que presenta desniveles de cierta consideración.

DATOS TÉCNICOS de la ruta “Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues”

Fecha de Inicio:11 Septiembre 2023    Hora de Inicio 09:02 Distancia: 10,22 Km    Altitud min: 439 m    Altitud máx: 869 m  Desnivel Positivo: 734 m   Desnivel negativo: 734 m  Altitud inicial: 439 m  Tiempo Total: 06:24 Tiempo Caminando: 04.11 Velocidad media: 2,6 km/h Circular Moderada

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta “Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues”

  1. Calle de ses Oliveres de Valldemossa
  2. Barrera y Garita acceso Muntanya del Voltor
  3. Pla des Pouet
  4. Corral dels Bous
  5. Cueva de l’ermitá Guillem
  6. Coll de Son Gallard
  7. Mirador des Garriguer
  8. Refugio del Archiduque
  9. Sa Talaia Vella
  10. Mirador de Ses Puntes
  11. Pla des Pouet
  12. Camí de na Torta
  13. Pas des Marge Robust
  14. Cova de ses Dues Boques
  15. Pas de Son Moragues
  16. Font de s’Abeurada
  17. Barrera y Garita acceso Muntanya del Voltor
  18. Calle de ses Oliveres de Valldemossa

DESCRIPCIÓN de la ruta “Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues”

La ruta “Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues” tiene como objetivo realizar un recorrido por la zona de la “Muntanya del Voltor” (Valldemossa), visitando, entre otros puntos de interés el Mirador de ses Puntes, la Cova de ses Dues Boques y los Pasos de montaña delMarge Robust” y de “Son Moragues”.

ADVERTENCIA.- Por tratarse de una zona regulada, para acceder a la Muntanya del Voltor, se debe solicitar permiso previamente, con un mínimo de dos días de antelación, por Whatsapp en el 619 59 19 85.

El punto de partida de este itinerario lo he situado en la Calle de ses Oliveres de Valldemossa. Allí dejamos aparcado nuestro coche y comenzamos a caminar en dirección a la barrera de Son Gual Petit que se encuentra al final de esta calle. A la izquierda de la barrera arranca el Camí del Teix que durante un tramo discurre paralelo al torrente de Son Gual y a la pista que conduce a las casas de Son Gual Petit. Enseguida comienza a ascender. Cruzamos un portillo sin puerta y un poco más arriba llegamos a una barrera de acebuche, que da acceso a la finca “Muntanya del Voltor”.

Barrera de acceso a la zona de la Muntanya del Voltor

Pla des Pouet

Detrás de la barrera se encuentra la garita y en ella la persona encargada del control de las autorizaciones. Una vez que hemos cumplido con este trámite continuamos la marcha por un cuidado camino de carro que sigue ascendiendo. A los pocos metros vemos a nuestra izquierda el camino que conduce a la finca de Son Moragues y por el que regresamos al final de la excursión. Continuamos subiendo por el ancho camino que ahora va describiendo varias lazadas y que muy pronto ya nos va a permitir ver el pueblo de Valldemossa a lo lejos.

Después de la dura subida y en unos cuarenta y cinco minutos desde la salida alcanzamos el Pla des Pouet, situado a 685 m de altitud, en una explanada en medio del bosque de encinas. Accedemos al Pla a través de una pared medianera. En este punto tenemos un cruce de caminos. El de la izquierda es el Camí de na Torta que conduce al mirador del mismo nombre. De frente, en línea recta vamos hasta el Pouet, donde hay un cruce de caminos. El de la derecha, señalizado, que es el que tomamos conduce al Camí de s’Arxiduc. Enseguida este camino se bifurca. El ramal de la derecha, también señalizado, conduce al Pas d’en Miquel y a Ses Basses. El de la izquierda, que es por donde seguimos, se dirige al Comellar llamado Corral dels Bous.

Pla des Pouet

Cova de l’Ermitá Guillem

Accedemos a este comellar y enseguida nos encontramos con un ranxo de carboner completo (Sitja, barraca, horno de pan muy bien conservado, etc.). Más adelante veremos muchos más, lo que pone de manifiesto la intensa explotación de esta actividad económica de antaño. Avanzamos por el denso encinar en suave subida, franqueamos un pequeño portillo abierto en una baja pared, alcanzamos un horno de cal y a continuación saltamos por un botador de madera. Luego atravesamos una pared de piedra con rejilla por un portillo que tiene habilitado. En este punto salimos de la zona de la Muntanya del Voltor y poco después llegamos a una era de carbonero.

Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues
Cova de l’Ermitá Guillem

Hemos llegado a la Cabecera del Corrals dels Bous. Aquí vemos a mano derecha el sendero que viene del Pas d’en Miquel. Continuamos recto unos metros y torcemos a mano izquierda para emprender una acusada subida por el monte de s’Ermita que finaliza al alcanzar el recinto de pared que cierra la Cueva de l’ermitá Guillem, situada a 974 m de altitud. En el interior de la cueva se encuentran los restos de un pozo y tres piquetas para el aprovechamiento del agua procedente del goteo. También hay algunas pequeñas habitaciones, ventanas y un pequeño altar. Actualmente se encuentra en buen estado de conservación.

Mirador des Garriguer

A la salida de la cueva tenemos dos caminos. Por la derecha enlazamos con el Camí’ de s’Arxiduc, que rechazamos. Por la izquierda, el camino nos lleva a un “botador» en una pared de piedra que marca el acceso, por esta parte, a la finca privada “Montaña del Voltor”, en la que entramos de nuevo. Detrás del botador sale un camino que un poco más adelante enlaza nuevamente con el Camí de s’Arxiduc, que ahora tomamos por nuestra izquierda. En pocos minutos llegamos al Coll de Son Gallard, situado a 766 m de altitud que identificamos por un banco de piedra que mandó construir el Archiduque Luis Salvador y un mapa con las rutas de la montaña.

Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues
Vista que ofrece el Mirador des Garriguer

En este lugar se encuentran varios caminos. El de la izquierda parte hacia el Pla des Pouet. Por la derecha descendemos hasta las casas de Son Gallard y de frente tenemos el camino que se dirige a la Talaia Vella y al Mirador de ses Puntes, que tomamos. Este camino, bien definido asciende rápidamente dibujando lazadas. No muy lejos vemos a nuestra derecha otro camino poco evidente y mal cuidado, que no está señalizado, que conduce hasta el Mirador des Garriguer, un lugar apartado poco conocido por los senderistas, que nos regala unas estupendas vistas sobre la Foradada, Son Marroig y Deiá. Desde el mirador regresamos por el mismo sendero hasta enlazar de nuevo con el camino principal.

Sa Talaia Vella

La siguiente parada es el refugio del Archiduque situado a 868 m de altitud, el punto más alto de la ruta. Se trata de una caseta recientemente reformada. Desde este lugar se observan unas impresionantes vistas de la Sierra de Tramuntana. Desde aquí proseguimos nuestra marcha por este estupendo camino y a los pocos metros dejamos a nuestra derecha el camino que desciende al Pas dels Ermitans, una grieta muy inclinada y de roca lisa, equipada con una vieja cuerda y una cadena.

Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues
Sa Talaia Vella

Continuamos avanzando y a los pocos minutos llegamos al vértice geodésico que señala la cima de Sa Talaia Vella, situada a 856 m de altitud. Desde aquí las vistas también son magníficas, llegando a distinguir perfectamente la bahía de Palma. Luego, unos metros más adelante vemos a nuestra derecha el camino que conduce al aéreo y vertiginoso Pas de sa Paella, que más abajo conecta con el Pas dels Ermitans.

Mirador de Ses Puntes

Tras unos minutos más de caminata en bajada llegamos al Mirador de Ses Puntes, también conocido como Mirador de Can Costa. Este es uno de tantos miradores que mandó construir el Archiduque Luis Salvador. Está situado a 775 m de altitud y lo reconocemos fácilmente por la pared de piedra que circunda el perímetro que actúa como quitamiedos. Encima de la pared se construyeron unas almenas que se asemejan a una fortificación medieval y a ellas se debe el nombre de “Ses Puntes” que se dio a este mirador. La pared protege del abismo evitando posibles caídas por un acantilado de más de 300 m. Este mirador ofrece unas vistas fantásticas de toda esta parte de la costa mallorquina.

Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues
Mirador de Ses Puntes

Una vez que hemos disfrutado de este lugar, retrocedemos unos metros por donde hemos venido y a continuación tomamos el Camí del Mirador de ses Puntes que procede del Pla des Pouet. Antes pasamos por un horno de pan, bastante bien conservado y por una era de carbonero y los restos que quedan de su barraca. En unos veinte minutos de descenso por este ancho camino que va dibujando varias curvas, alcanzamos el Pla des Pouet.

Pas des Marge Robust

Avanzamos hasta el Pouet (pozo de piedra que da nombre a este lugar) y su balsa, recuperados no hace mucho tiempo y tomamos, por nuestra derecha, el Camí de na Torta, que por esta parte conduce al mirador del mismo nombre. Pasamos junto a las ruinas de la casa del Pla des Pouet. Pronto el camino se convierte en un precioso camino de carro que se va aproximando a los acantilados de la derecha. Recorre la parte de la montaña de Na Torta que mira hacia Sa Talaia Vella. Al llegar a la altura de un “Coll de tordos” lo abandonamos para ir en busca del Pas des Marge Robust.

Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues
Pas des Marge Robuts

Nos aproximamos al borde de los acantilados y comenzamos a descender por una profunda vaguada donde se encuentra el paso. En realidad se trata de un ancho margen por donde pasa un sendero que cruza la vaguada de extremo a extremo. Está situado a 658 m de altitud en la vertiente noroeste de Na Torta y se encuentra un poco desecho por lo que hay que extremar el cuidado para superarlo. El sendero nos deja en el camino que viene del Pas des Pi Petit, formado por unas escaleras de piedras que van descendiendo dibujando varias curvas. Aquí abandonamos nuevamente la zona de la Muntanya del Voltor y entramos en la finca de Son Moragues.

Cova de ses Dues Boques

Justo cuando el camino inicia un ligero ascenso, lo abandonamos de momento, para seguir descendiendo por nuestra derecha. Aquí ya no hay camino y el terreno se vuelve más inclinado. Un poco más abajo vemos a nuestra izquierda una primera cueva, donde se inicia una cornisa. Pasamos frente a la boca de esta cueva, sin ningún interés, y llegamos a la entrada de una segunda cueva. Estamos en la Cova de ses Dues Boques. Esta pequeña cavidad , tal como su nombre indica , tiene dos entradas. Una por la que se accede a su interior y la otra se abre al acantilado, constituyendo un espléndido balcón con magníficas vistas sobre todo el Pla del Rei.

Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues
Cova de ses Dues Boques

Pas de Son Moragues

Una vez visitada la Cueva regresamos hasta el camino que ahora tomamos por nuestra derecha. Es un bonito camino escalonado que desciende por la ladera de la montaña dibujando varias lazadas. Algunos tramos están deshechos pero no presentan peligro alguno. Tras un rato de continuo descenso llegamos al Pas de Son Moragues, situado entre los 560 y 568 m de altitud. Es un paso equipado con una cuerda que permite superar una zona rocosa bastante inclinada. El paso no ofrece mucha complicación, ya que la cuerda nos facilita el descenso, además hay escalones picados en la roca para no resbalar.

Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues
Pas de Son Moragues

Superado el paso continuamos descendiendo por la inclinada ladera hasta encontrar más abajo el ancho camino que conduce a las casas de Son Moragues. Caminamos unos metros por este camino y lo dejamos para continuar por otro que sale por nuestra izquierda, detrás de un portillo con barrera abierta. Avanzamos por unos bancales, luego cruzamos una barrera rudimentaria abierta y volvemos a entrar en el territorio de la Muntanya del Voltor. Esta parte del camino aparece poco clara y se encuentra muy sucia de vegetación, incluso vemos un profundo pozo en medio del camino cercado con una rejilla.

Font de s’Abeurada

Un poco más adelante llegamos a otra barrera de madera de acebuche que se abre. Detrás sale el ancho camino que mencioné al principio y que finaliza conectando con el camino de carro por el que de buena mañana subíamos al Pla des Pouet. Un poco antes pasamos al lado de la Font de s’Abeurada. Se trata de una fuente de piedra que es como un aljibe cubierto que tiene la mineta al fondo. La entrada está cerrada con una pequeña puerta metálica, tipo rejilla, y con un candado.

Tomamos el camino de carro por la derecha y continuamos hasta donde se encuentra la garita de control. Cruzamos la barrera y seguimos hasta llegar al punto de partida, donde dejamos aparcado nuestro coche, dando por finalizada esta fantástica excursión:La ruta “Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues”.

Cueva de las dos Bocas-Pas de Son Moragues
Valldemossa

Los componentes del grupo hemos sido: Salvador Gea y yo Juan González Blázquez como guía.

MIS FOTOS

Fotos Salvador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *