mayo 23, 2022

NA BLANCA desde la Playa de Formentor

INTRODUCCIÓN

La ruta “Na Blanca desde la Playa de Formentor”, es una ruta circular que comienza recorriendo la idílica playa de Formentor para luego subir a la modesta cima del monte Na blanca, que ofrece unas vistas panorámicas extraordinarias que no dejan indiferente a nadie. Después desciende al Coll de l’Olivardar, bordeando el Puig dels Sellers y pasa por los alrededores de la posesión de las Cases Velles de Formentor. La ruta presenta un desnivel de cierta importancia. Los caminos en general son buenos y están bien definidos. Las vistas son de una belleza extraordinaria.

DATOS TÉCNICOS de la ruta “Na Blanca desde la Playa de Formentor”

Fecha de Inicio: 07-03-2022    Hora de Inicio: 09:47  Distancia: 08,12 Km    Altitud min: 04 m    Altitud máx: 332 m Desnivel positivo: 321 m   Desnivel negativo: 321 m   Altitud inicial: 10 m  Tiempo Total: 04:04 Tiempo Caminando: 03:40  Velocidad media: 2,3 km/h    Circular    Moderado

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta “Na Blanca desde la Playa de Formentor”

Parking l’Espigó de la playa de Formentor; Playa de Formentor;Carrer de Formentor;Na Blanca;Coll de la Geneta;Coll de l’Olivardar;Pla del Pujol;Parking l’Espigó de la playa de Formentor.

DESCRIPCIÓN de la ruta “Na Blanca desde la Playa de Formentor”

La ruta “Na Blanca desde la Playa de Formentor”, tiene como objetivo coronar esta modesta cima de tan sólo 332 m de altitud. Parte de la playa de Formentor y pasa por el Coll de l’Olivardar y por la posesión de las Cases Velles de Formentor.

Por la carretera Ma-2210 llegamos al parking l’Espigó de la playa de Formentor y allí dejamos aparcado nuestro vehículo. Este parking es gratuito en esta época del año. Comenzamos a caminar en ese punto y nos dirigimos hacia la playa por un corto camino de tierra. Es una playa de arena blanca y fina, larga y estrecha, de poco más de un kilómetro de longitud y está bañada por cristalinas aguas de color turquesa. La recorremos siguiendo un sendero que discurre por primera línea del mar y por debajo de frondosos y viejos pinos.

Aparcamiento l’Espigó

El Mollet

Al llegar a la altura de “El Mollet”, el camino abandona la primera línea de costa y continúa hacia el interior por el Carrer de Formentor. En la última curva que esta calle hace hacia la derecha, arranca un sendero señalizado con un par de flechas rojas pintadas en la roca. Este sendero inicia una rápida ascensión por un terreno muy inclinado poblado de pinos, marcado con abundantes hitos.

El Mollet

Después de un rato de subida llegamos a una zona un poco más despejada que nos ofrece una buena vista del Cap des Pinar (Alcudia) y el Cap des Ferrutx (Artá) y también de la Cala en Feliu y de esta parte de la costa de la Península de Formentor. Seguimos avanzando y la subida ahora se suaviza un poco. Enseguida llegamos a una bifurcación. Obviamos la hilera de hitos de nuestra derecha, que acorta la ruta, y seguimos la hilera de la izquierda que conduce a la cima del monte de Na Blanca.

Los pinos han ido dando paso al carrizo y a las matas y entramos en una zona más rocosa. Un poco más arriba se abre ante nosotros una panorámica fantástica sobre la Bahía de Pollença, la de Alcudia, la isla de Formentor o isla del Ceret, la Talaia d’ Albercutx, el Puig de la Pinoa, la Serra de Cavall Bernat y una buena parte de la Serra de Tramuntana.

Na Blanca

Continuamos ascendiendo y en unos pocos minutos alcanzamos la cima de Na Blanca, situada a 332 m de altitud y coronada con un gran hito. Desde este sitio, además de la fantástica panorámica de los lugares que he mencionado antes, observamos casi toda la península de Formentor, destacando el Pal, el Cap de Catalunya, el Fumat, la Roca Blanca, etc. Mires donde mires las vistas son extraordinarias.

NA BLANCA desde la Playa de Formentor
Panorámica que ofrece Na Blanca

Una vez que hemos sacado las fotos de rigor iniciamos el descenso por la ladera contraria, siguiendo la hilera de hitos. Tras media hora descendiendo llegamos a un coll, situado a 216 m de altitud, donde vemos los restos de una antigua balsa contra incendios. Ligeramente a la derecha sale un ancho camino de carro que va bordeando el Puig del Sellers de 225 m de altura. Poco después llegamos al Coll de la Geneta, desde donde vemos a nuestra izquierda y al fondo las Cases Velles de la posesión de Formentor y sus campos de cultivo.

Coll de l’Olivardar

Unos metros más abajo tenemos a nuestra derecha el Camí de Cala en Feliu, que conduce a esta cala y que nosotros obviamos. Seguimos avanzando por el camino principal, que ya nos ofrece una estupenda vista del serpenteante Camí Vell del Far, ubicado entre el Puig Fumat y el Puig la Roca Blanca. Seguimos descendiendo y en pocos minutos llegamos al Coll de l’Olivardar, fácilmente identificable porque allí hay un poste que indica la dirección del Camí de Cala en Feliu y también un cruce de caminos.

NA BLANCA desde la Playa de Formentor
Puig Fumat y Puig la Roca Blanca y entre amos el serpenteante Camí del Far

A la derecha, el camino desciende hasta Cala Murta. De frente conduce a las Cases Velles y al aparcamiento l’Espigó, donde tenemos aparcado el coche. Tomamos pues este camino que continúa descendiendo. Vemos a nuestra izquierda la silueta de Na Blanca, que por esta parte presenta unas paredes casi verticales. El camino se va suavizando y avanzamos obviando todos los ramales que nos vamos encontrando, tanto a la derecha como a la izquierda.

NA BLANCA desde la Playa de Formentor
Monte de Na Blanca

Viñedos

Más adelante pasamos cerca de los viñedos y de los campos de cultivo de la posesión de las Cases Velles de Formentor. Hemos entrado en un frondoso pinar. Seguimos ignorando los viales que vemos a la derecha e izquierda del camino principal que se va acercando a la carretera del faro (Ma-2210), para discurrir paralelo a ella.

NA BLANCA desde la Playa de Formentor
Viñedos de la posesión de las Casas Velles de Formentor

Al cabo de un rato alcanzamos el Pla del Pujol, que nos ofrece a nuestra izquierda otra cara del monte de Na Blanca y de frente la Talaia d’Albercutx, fácilmente identificable por la torre de vigilancia que corona su cima. En unos minutos alcanzamos el aparcamiento, saltamos por un botador de madera y accedemos a nuestro coche, dando por finalizada esta bonita e interesante excursión.

GALERÍA FOTOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *