diciembre 8, 2021

FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent

INTRODUCCIÓN

La ruta «FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent», es una ruta circular que discurre por caminos y senderos del término municipal de Puigpunyent. En su recorrido destacamos como puntos de interés Sa Teulera Vella, antiguo tejar; las Casas de Muntanya, hoy en ruinas; el Corral de ses Cabres y sobre todo la Fesa de Na Costitxa, una enorme grieta abierta en el suelo. La ruta no presenta desniveles de importancia y los caminos, en su mayoría están bien definidos.

DATOS TÉCNICOS de la ruta «FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent»

Fecha de Inicio:  24-Junio-2018    Hora de Inicio: 09:07  Distancia: 11.77 Km    Altitud min:  236 m    Altitud máx: 524 m  Desnivel positivo: 434 m   Desnivel negativo: 434 m   Altitud inicial: 236 m  Tiempo Total: 06:41  Tiempo Caminando: 04:30  Velocidad media: 2,7 km/h    Circular    Moderado

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta «FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent»

Puigpunyent; Camí Vell d’Estellenç; Sa Teulera Vella; Casas de Muntanya; Corral de ses Cabres; Fesa de Na Costitxa

DESCRIPCIÓN de la ruta «FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent»

La ruta «FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent» tiene como objetivo visitar la enorme grieta que hay en la Mola de Costitxa, situada entre Puigpunyent, Galilea y Galatzó, partiendo de Puigpunyent y regresando por el mismo itinerario.

Entrda Camí Vell d’Estellenç

Llegamos a esta localidad y dejamos aparcado nuestro vehículo en el camino de la Vela. Comenzamos a caminar por esta calle y tomamos la carretera Ma-1101 en dirección a Esporlas que abandonamos enseguida para girar a mano izquierda, por el Camí Vell d’Estellenç. Llegamos a la barrera metálica de Son Forteza y seguimos por el camino asfaltado, que sube ligeramente y hace un giro a la izquierda, aquí a la derecha vemos el Camí del Salt de Son Forteza, cerrado por una barrera.

FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent
Sa Teulera Vella

Un poco más arriba abandonamos el asfalto, girando a nuestra derecha, siguiendo la indicación de un poste GR, y tomamos el Camí Vell d’Estellenç. Pasamos una barrera rudimentaria y subimos zigzageando. Al acabar las curvas, a la izquierda y abajo podemos ver un gran aljibe en desuso. Unos minutos más arriba, también a nuestra izquierda divisamos una pequeña cruz clavada en una roca.

Continuamos por la pista y a los pocos minutos tomamos un camino a la izquierda, marcado por otro poste GR. Este camino sirve de atajo ya que se encuentra de nuevo con la pista a la altura de un antiguo tejar llamado Sa Teulera Vella y que se halla totalmente en ruinas.

Casas de Muntanya

Seguimos en suave subida hasta un cruce de caminos señalizados con carteles GR. A la derecha nos lleva hasta Es Grau. A la izquierda tenemos una carbonera en ruinas. En la misma dirección un poco más adelante las casas de Muntanya, en claro estado de abandono. Nosotros continuamos de frente por el camino de la Coma de Martí Esteve; al rato vemos a nuestra izquierda un horno de cal.

FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent
Casas de Muntanya

En pocos minutos más nos encontramos con un cruce de tres caminos. A la derecha, nos lleva a visitar el Corral de ses Cabres, una curiosa construcción para el refugio de cabras, ovejas, etc. En el camino antes de llegar al corral vemos un coche abandonado. A la izquierda está el camino que luego emplearemos para regresar y que también se puede emplear para ir a la Fesa. Es una ruta más fácil y más corta. Nosotros optamos por tomar el camino de enfrente que da un rodeo.

Tras caminar un rato más por este camino nos desviamos a la derecha por un sendero para ir a ver un pozo y su abrevadero. Regresamos de nuevo al camino y continuamos por él durante un tiempo. Pasamos una zona de helechos y después lo abandonamos por nuestra izquierda por un sendero que transcurre paralelo al torrente hasta que llegamos a una era de carbonero.

FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent
Corral de ses Cabres
  

Cornisa

En este punto giramos por nuestra izquierda y subimos hasta una estrecha cornisa que parece clavada en la roca. Para cruzarla tendremos que hacerlo agachados y poniendo los cinco sentidos. Una vez que la hemos cruzado nos deja de nuevo en el torrente. A este punto también se puede llegar si antes de girar a la izquierda en busca de la cornisa continuamos recto, atravesamos una pared de piedra que nos cierra el paso y continuamos por el torrente.

FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent
Estrecha cornisa que sirve de pasadizo

Prácticamente en el mismo punto donde regresamos al torrente, después de la cornisa, a la izquierda, encontramos una pared de sostenimiento con unos escalones; se trata del Pas de na Costitxa, que de seguirlo nos dejaría próximos a la gran grieta, que es el motivo de la excursión de hoy, pero nosotros esta vez no seguimos por ahí sino que continuamos descendiendo por el torrente.

Encontramos un camino a la izquierda del torrente que seguimos y que lo cruza en varias ocasiones unas veces por la derecha y otras por la izquierda, hasta que ya a la izquierda se transforma en un precioso camino ancho. Continuamos por el hasta encontramos a la izquierda un horno de cal con cuatro pinos y un camino que sube. Al principio se trata de una ladera pedregosa, pero unos metros más arriba encontramos los restos de un camino de herradura escalonado que sube toda la vaguada.

Fesa de Na Costitxa

Seguimos los hitos que nos guían a lo largo de la subida. Un poco antes de llegar al final se hacen más abundantes, hasta dar con una especie de pequeño puentecito natural que atraviesa uno de los ramales de la gran grieta de la Mola de na Costitxa. Pasando el puentecito y yendo hacia la izquierda, los hitos nos conducen hasta un punto, marcado con una flecha roja, y que nos viene a indicar el lugar por el que descender cómodamente a la gran grieta que podemos recorrer en toda su extensión sin ninguna dificultad.

FESA DE NA COSTITXA desde Puigpunyent
Fesa de Na Costitxa
 

Regresamos al puentecito, lo cruzamos y seguimos los hitos y luego un senderillo hasta que llegamos a una pared de piedra en seco y que saltamos. Al otro lado de la pared, encontramos un amplio camino que seguimos a la izquierda, en bajada. Al poco obviamos una desviación a la derecha, pasamos un horno de cal y llegamos a una bifurcación que tomamos por la derecha, para llegar enseguida al cruce de los tres caminos. A partir de aquí se trata de recorrer la misma ruta para regresar al coche.

GALERIA FOTOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *