julio 19, 2024

SES PUNTES Y TORRE PICADA

INTRODUCCIÓN de la ruta “Ses Puntes y Torre Picada”

La ruta “Ses Puntes y Torre Picada” es una ruta circular que recorre el camino de s’Illeta hasta el Coll de s’Illa. Desde aquí desciende hasta la Costa de Ses Puntespara visitar Sa Punta Llarga y Sa Punta Curta, que en verano cabe la posibilidad de parar para bañarse. Luego sube por el Comellar des Pou hacia la robusta Torre Picada. Después tras recorrer el borde de los acantilados desciende por la ladera de la montaña hasta un camino que nos devuelve al Coll de s’Illa. En definitiva se trata de un agradable paseo con algunos pequeños desniveles, que combina grandes atractivos patrimoniales y paisajísticos.

DATOS TÉCNICOS de la ruta “Ses Puntes y Torre Picada”

Fecha de Inicio: 21 Diciembre 2023    Hora de Inicio 09:06 Distancia: 05,40 Km    Altitud min: 1 m    Altitud máx: 157 m  Desnivel Positivo: 265 m   Desnivel negativo: 265 m  Altitud inicial: 64 m  Tiempo Total: 03:20 Tiempo Caminando: 02:09 Velocidad media: 2,5 km/h Circular Fácil

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta “Ses Puntes y Torre Picada”

  1. Camí de s’Illeta
  2. Coll de S’Illa
  3. Font de sa Truja
  4. Sa Punta Llarga
  5. Sa Punta Curta
  6. Comellar des Pou
  7. Coll de S’Illa
  8. Torre Picada
  9. Mirador de los acantilados
  10. Pista de tierra
  11. Coll de S’Illa
  12. Camí de s’Illeta

DESCRIPCIÓN de la ruta “Ses Puntes y Torre Picada”

La ruta “Ses Puntes y Torre Picada” tiene por objetivo descender desde el Coll de S’Illa a la Costa de Ses Puntes y recorrer Sa Punta Llarga y Sa Punta Curta, para luego subir por el Comellar des Pou hacia la Torre Picada.

El punto de partida de este itinerario lo he situado en la intersección de la calle Bélgica con el Camí de s’Illeta. Llegamos a este lugar por la carretera Ma-11, que une Sóller con su Puerto y nada más pasar la primera rotonda después del túnel tomamos la referida calle Bélgica por nuestra derecha. En la primera curva a la izquierda nace el Camí de s’Illeta. Aquí dejamos aparcado nuestro vehículo y comenzamos a caminar por este camino al principio asfaltado y en pendiente hacia arriba.

Camí de s’Illeta

Coll de s’Illa

Pasamos un murete y el camino, más estrecho y también asfaltado, continúa con una gran pendiente serpenteando entre los olivares. A nuestra izquierda queda la casa Des Figueral Vell, que antiguamente tenía una almazara y dos curvas más arriba, llegamos al Coll de S’Illa, donde vemos una pared con una barrera metálica y un portillo con unos pequeños escalones de piedra. Este portillo da acceso a una explanada conocida como Pla de sa Vinya donde confluyen diversos caminos.

De frente, vemos la pista por la que antes se subía a la Torre Picada, ahora hay una barrera que prohíbe el paso. Para subir a la torre hay que tomar el sendero señalizado que está más a la izquierda y que tomaremos luego. A la derecha tenemos los caminos que bajan hasta la costa de Ses Puntes: Sa Punta Curta y Sa Punta Llarga. Situándonos en la explanada tomamos el camino que está más a la derecha. El que está a su izquierda, más estrecho, atraviesa el Comellar des Pou y por él subiremos de regreso.

Pla de Sa Vinya

Font de sa Truja

Comenzamos a caminar en suave descenso y a los pocos metros vemos a nuestra izquierda la Font de sa Truja. Se trata de una pequeña fuente donde el agua brota por una diminuta pared de piedra y cae dentro de una piqueta hecha también de piedra. El camino se abre paso entre abundante matorral y más abajo entramos en una zona de umbríos pinares. La pendiente se va acentuando y el camino dibuja algunas lazadas. Los árboles ya nos dejan ver a mano izquierda, en lo alto, la Torre Picada y a la derecha la silueta inconfundible del Penyal Bernat.

Un poco más abajo llegamos a una pequeña explanada donde hay varios troncos de viejos árboles caídos. Luego bordeamos una vieja barraca muy dañada por el paso del tiempo, que se empleaba para la vigilancia de la piratería y también para el control de epidemias. Precisamente, en 1625, un barco, proveniente de las costas catalanas e infectado de peste bubónica, provocó 1.036 muertes entre los habitantes de Sóller, lo que obligó a extremar las precauciones.

Ses Puntes y Torre Picada
Costa de s’Illeta

Sa Punta Llarga y Sa Punta Curta

Continuamos bajando y llegamos cerca de una caleta situada entre Sa Punta Curta, a la izquierda, y Sa Punta Llarga a la derecha. Poco antes de llegar, giramos a la derecha y tomamos un sendero que en dirección norte nos deja enseguida en Sa Punta Llarga. Recorremos este tramo de costa que se adentra en el mar, caminando por unas rocas muy erosionadas. Este sitio goza de panorámicas interesantes de la Costa de S’Illeta.

Después de sacar las fotos de rigor nos dirigimos a Sa Punta Curta. Cruzamos la calita y recorremos este tramo de costa igualmente caminando por unas rocas muy erosionadas. Desde aquí iniciamos el regreso hacia el Pla de sa Vinya en el Coll de s’Illa. Tomamos ahora el sendero que en subida recorre el Comellar des Pou, paralelo al camino por el que antes hemos bajado. Al principio aparece invadido por varios árboles caídos. Luego dejamos a mano derecha el camino denominado la Costera Petita, por el que se va al Pas de sa Torre.

Ses Puntes y Torre Picada
Sa Punta Llarga
Ses Puntes y Torre Picada
Sa Punta Curta

Torre Picada

Un poco más arriba vemos un horno de cal, donde el camino se desvía ligeramente a la izquierda. Aquí, también a mano izquierda se encuentra un sendero que comunica con el camino que hemos empleado en la bajada. Tras un persistente ascenso en línea recta el camino desemboca en el Pla de sa Vinya, donde tomamos el sendero señalizado que conduce a la Torre Picada. Pronto este sendero enlaza con la pista que también sale del Pla. Tomamos esta pista por la izquierda y en breve alcanzamos la torre.

La Torre Picada es una torre de vigilancia y defensa, construida en el siglo XVII que forma parte del sistema de torres que hay en toda la costa mallorquina, para alertar de la presencia de barcos piratas. Es una de las de mayores dimensiones de la isla y recibía y transmitía señales de humo y fuego de las torres de Na Seca en Escorça y de Sa Pedrissa en Deiá. Está situada en el punto más alto del recorrido, a 157 m. de elevación y sus vistas son espectaculares. Tiene una base de 15 m. y una altitud de 12,50 m. Disponía de estancias para la tropa, cocina, y habitación para el gobernador. Estaba equipada con dos piezas de artillería.

Ses Puntes y Torre Picada
Torre Picada

Mirador de los acantilados

Desde la torre tomamos un sendero que sale a mano izquierda, según subimos, que nos lleva al borde de los acantilados desde donde podemos observar unas vistas extraordinarias del Puerto de Sóller. Luego continuamos en la misma dirección descendiendo por la falda de esta montaña hasta conectar, más abajo, con una pista de tierra. Tomamos esta pista por nuestra izquierda, que primero llaneando y luego subiendo suavemente, describiendo un par de largas lazadas, nos deja nuevamente en la pista por la hemos subido a la Torre Picada.

Ses Puntes y Torre Picada
Puerto de Sóller visto desde los acantilados de la Torre Picada

Antes hemos tenido que franquear, por nuestra izquierda, una barrera cerrada. Dado que este camino no ofrece ningún interés, mi recomendación es que desde el mirador de los acantilados se regrese a este punto por el mismo itinerario empleado en la subida. Con ello se evita un descenso poco agradable por la ladera de la montaña y transitar por un camino que tiene la entrada prohibida. Una vez en la pista, ya solo nos queda regresar al punto de partida siguiendo el mismo recorrido que hemos empleado en la ida, pero en sentido inverso, dando así por finalizada esta corta pero bella excursión.

Ses Puntes y Torre Picada
Bajando del mirador de los acantilados

Los componentes del grupo hemos sido: GRUPO GMMHIIB y yo Juan González Blázquez como guía.

MIS FOTOS

Más fotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *