octubre 24, 2021

LOS TRES MILES desde Cúber

INTRODUCCIÓN de la ruta Los Tres Miles desde Cúber

La ruta Los Tres Miles desde Cúber es una ruta circular y es la clásica para coronar estas tres montañas emblemáticas de la Serra de la Tramuntana: Puig de Sa Rateta (1113 m); Puig de Na Franquesa (1067 m) y Puig de l’Ofre (1090 m), todas por encima de los mil metros. La ruta presenta importantes desniveles, con fuertes subidas y bajadas. En algunos tramos hay ausencia de caminos. En las dos primeras montañas predominan las rocas y en el l’Ofre el bosque. Las vistas que se observan a lo largo de todo el itinerario son realmente fantásticas. No es apta para todas las personas ya que exige un gran esfuerzo físico.

DATOS TÉCNICOS de la ruta Los Tres Miles desde Cúber

Fecha de Inicio:  20-Abril-2021    Hora de Inicio: 09:23  Distancia: 13.06 Km    Altitud min: 686 m    Altitud máx: 1.116 m  Ascenso: 629m   Descenso: 629 m   Altitud inicial: 759 m  Tiempo Total: 07:12   Tiempo Caminando: 05:18      Circular    Moderado

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta Los Tres Miles desde Cúber

Embalse de Cúber; Presa del embalse; Pas de sa Foradada; Camí dels Nevaters; Casa de nieve; Puig de sa Rateta Sur; Puig de sa Rateta; Coll dels Gats; Puig de na Franquesa; Coll des Cards; Puig de l’Ofre; Coll d’en Poma; Coll de l’Ofre;Casas de Binimorat; Embalse de Cúber.

DESCRIPCIÓN de la ruta Los Tres Miles desde Cúber

La ruta Los Tres Miles desde Cúber, tiene como objetivo coronar las tres cimas de más de mil metros cada una de ellas: sa Rateta (1.113 m.), na Franquesa (1,067 m.) y el Puig de l’Ofre (1,091 m.)

Barrera de acceso al Embalse de Cúber

Llegamos a la barrera que da acceso al embalse de Cúber en el punto kilométrico de la carretera Ma-10 que une Pollença con Andratx. Dejamos aparcado nuestro vehículo, al lado de esta barrera.

Una vez que la hemos cruzado por el portillo que tiene a mano izquierda, habilitado para el paso de peatones, comenzamos a caminar por la pista ancha y asfaltada, que sale detrás.

En unos minutos llegamos a la presa de hormigón del embalse y sin cruzarla tomamos el camino que sale por la izquierda y que discurre paralelo al Torrent d’Almadrá. Enseguida vemos la boca del túnel por donde pasa la tubería que transporta el agua desde Cúber a Palma.

Pas de sa Foradada

Nosotros decidimos no pasar por el túnel sino cruzar por el Pas de sa Foradada (754 m.) que por esta parte es una bajada. El camino tiene muchas piedras sueltas, por lo que hay que tener cuidado de no resbalar. Unos metros más abajo vemos a nuestra izquierda la otra boca del túnel y continuamos descendiendo hasta llegar al lecho del Torrent d’Almadrá. Un poco antes hemos cruzado la línea divisoria que separa los términos municipales de Escorça y Bunyola. Ahora entramos en el término de Bunyola.

Pas de sa Foradada

Cruzamos el torrente y seguimos por su margen derecho en suave subida. Aquí tenemos que estar atentos, pues tenemos que desviarnos por nuestra derecha. De frente el camino nos lleva a la Font des Pi y al camino de Solleric. El desvío lo marca un hito grande, situado encima de un pequeño muro que entierra la tubería del agua.

Detrás del muro sale un camino con restos de empedrado y pared de sostenimiento que comienza a ascender más rápidamente, describiendo lazadas. En poco tiempo llegamos a una zona rocosa, donde el camino es más difícil de seguir.

Camí dels Nevaters

Un poco más adelante vemos un cruce y continuamos por nuestra derecha y unos metros más arriba alcanzamos una era de carbonero, con un hito en el centro. Aquí giramos a la derecha para enlazar con el Camí dels Nevaters. Se trata de un bonito camino de herradura que inicia una dura y larga ascensión describiendo numerosas lazadas para salvar la pendiente. A medida que ascendemos las vistas se van despejando.

Los Tres Miles desde Cúber
Camí dels Nevaters

Llegamos a una especie de mirador natural donde ya podemos observar una buena panorámica del Bosc gran de Comassema, el Puig ‘Amós, el Tossals Verds, etc.

Más arriba el camino pasa por una zona de carrizos y se hace menos evidente y luego vuelve a consolidarse. Enseguida llegamos a la casa de nieve, donde distinguimos el porxo de los nevaters y dos hoyos de nieve. Uno es una sima natural de gran profundidad y el otro más pequeño cubierto de hiedra y zarzas.

Puig de sa Rateta

Desde aquí nos dirigimos al Puig de sa Rateta Sur, cuya cima vemos a nuestra izquierda. Ascendemos caminando sobre las rocas, no hay camino definido, pero el terreno es fácil de andar. En poco tiempo alcanzamos esta cumbre de 1.085 m de altitud y coronada con un gran hito. Las vistas que observamos desde este lugar son fantásticas.

Luego nos dirigimos a la cima del Puig de sa Rateta, también sin camino, por un terreno rocoso, aunque cómodo de caminar. Esta es la cima principal, de 1.113 m de altitud. En ella vemos unos hitos y un vivac y las vistas que nos proporciona son de una belleza inigualable. Distinguimos el Puig Major, el Puig de ses Vinyes, los embalses de Cúber y Gorg Blau, el Puig de Massanella, el Puig d’Amós, el Pla de Mallorca, el Puig de s’Alcadena, el Puig d’Alaró, el Penyal d’Honor, el Puig de l’Ofre, los Cornadors, la serra d’Alfàbia, la serra de Son Torrella, etc.

Los Tres Miles desde Cúber
Panorámica desde el Puig de sa Rateta

Desde la cima iniciamos el descenso en dirección al Puig de na Franquesa, segunda cumbre de más de mil metros de nuestra excursión. La bajada es pronunciada y por un terreno con abundancia de piedras sueltas. En poco tiempo alcanzamos el Coll dels Gats que separa el Puig de Na Franquesa del Puig de Sa Rateta y que está situado a 995 m de altitud. Es un pequeño altiplano que también tiene una pared seca a nuestra derecha que une los dos picos y que separa las fincas de Cúber y Comassema.

Puig de na Franquesa

Desde el Coll seguimos por un sendero que vemos a nuestra izquierda, marcado con algunos hitos. Este sendero va bordeando el espolón norte de na Franquesa, de 1.061 m de altitud y que dejamos a nuestra derecha. Cuando hemos recorrido unos metros, debemos prestar atención, pues tenemos que dejar este sendero para tomar un desvío a nuestra derecha. Este desvío nos lleva hacia unas rocas que las superamos por un pequeño paso sin dificultad.

Los Tres Miles desde Cúber
Coll des Gats y Puig de na Franquesa desde el Puig de sa Rateta

Los hitos nos van a conducir hasta la cima del Puig de na Franquesa, situado a 1.067 m de altitud y las vistas panorámicas que nos ofrece también son de primer orden.

Desde este lugar iniciamos el descenso hacia el Coll des Cards. Enseguida nos encontramos con la pared divisoria que separa los términos municipales de Escorça y Bunyola. Cruzamos la pared por un derrumbe y entramos ahora en el término de Escorça.

La bajada al Coll des Cards requiere precaución por la cantidad de rocas y piedras sueltas que hay. Este Coll separa el Puig de l’Ofre del Puig de Na Franquesa y está situado a 963 m de altitud. Tiene una pared seca a nuestra derecha, que no traspasamos, de la que sale un sendero que comunica con el camino GR-221 que se dirige al embalse de Cúber.

Puig de l’Ofre

Desde este Coll nos dirigimos al Puig de l’Ofre, último pico de nuestra ruta de más de mil metros y el único de los tres que tiene vegetación. Nuestro camino vuelve a empinarse, pasa junto a una torre de electricidad y más adelante nos encontramos con el camino que viene del Coll d’en Poma y que tomaremos después. Ahora seguimos por nuestra derecha y un poco más arriba, en un pequeño altiplano, vemos un enorme hito formado por un montón de piedras. Nos desviamos ligeramente por la derecha para ir a un mirador natural y disfrutar de las vistas que nos ofrece. Luego regresamos de nuevo al camino y nos desviamos un poco a la izquierda para en escasos minutos alcanzar la cima del Puig de l’Ofre.

Los Tres Miles desde Cúber
Panorámica que ofrece el Puig de l’Ofre

La cumbre del Puig de l’Ofre (1.090 m de altitud) ofrece unas vistas espectaculares en los 360º. Podemos observar, entre otros, el Puig Major, el Penyal de Migdia, el Puig de ses Vinyes, el Puig de Massanella, el Puig de Tossals Verd, el embalse de Cúber, el embalse de Gorg Blau, el Puig de Na Franquesa, el Puig de Sa Rateta, la Bahía de Alcudia, el Puig de s’Alcadena, el Puig de Alaró, el Puig de Na Maria, el Puig des Coll des Jou, es Sementer Gran, el Cornador, Sóller, el Puerto de Sóller, etc.; es decir la mayoría de cumbres, embalses y accidentes geográficos de esta parte de la Sierra de la Tramontana, que compensan sobradamente el esfuerzo realizado hasta ahora.

Coll dels Cards

Una vez que hemos disfrutado de esta magnífica panorámica, descendemos hasta la desviación que he mencionado antes y que nos trajo del Coll dels Cards. Ahora continuamos recto hacia el Coll d’en Poma. El sendero desciende serpenteante entre rocas y árboles, marcado con hitos.

Los Tres Miles desde Cúber
Puig de s’Alcadena y Puig d’Alaró

En poco tiempo llegamos a una pista forestal. Por la izquierda conduce hasta la Font de sa Parra y por la derecha se encamina hacia el Coll de l’Ofre. Nosotros caminamos unos metros en esta dirección y enseguida nos desviamos por la izquierda para dirigirnos a un mirador natural. Saltamos por un botador de madera, puesto recientemente, y detrás sale un corto sendero que conduce a ese mirador que ofrece unas estupendas vistas del Puig de s’ Alcadena y del Puig de Alaró.

Coll de l’Ofre

Después regresamos a la pista y continuamos por ella hasta llegar al Coll de l’Ofre, situado a 878 m de altitud y donde se levanta una cruz moderna sobre un montón de piedras. Este punto es una encrucijada de caminos que salen en varias direcciones. Nosotros tomamos el GR-221 dirección Cúber. No seguimos la pista.

Los Tres Miles desde Cúber
Embalse de Cúber y los Tres Miles al fondo

Este camino va descendiendo suavemente y más abajo frente a las Casas de Binimorat, conecta de nuevo con la pista forestal, que ahora tomamos por nuestra izquierda. Caminamos un rato por esta pista y llegamos a una barrera metálica cerrada. Aquí nos desviamos a la izquierda unos metros y pasamos por un portillo que se abre.

Detrás sale un camino que se bifurca. Por la derecha enlaza de nuevo con la pista y de frente continua como camino GR-221. Este camino va bordeando el embalse por el lado contrario al que tomamos al inicio, ofreciéndonos otra perspectiva.

Un poco antes de llegar al punto de inicio nos desviamos a la derecha para ver la canaleta que transporta el agua del embalse de Gorg Blau al de Cúber a gran velocidad. Y desde aquí nos dirigimos ya al lugar donde dejamos aparcado nuestro coche.

En definitiva la ruta Los Tres Miles desde Cúber es una magnífica y extraordinaria excursión, que enamora y no deja indiferente a nadie.

-Los componentes del grupo hemos sido: Jaime, Pepe, Salvador y yo (Juan González Blázquez) como guía.

GALERIA FOTOS

Fotos Salvador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *