agosto 9, 2022

COVA DE SES DUES BOQUES

INTRODUCCIÓN

La ruta “ COVA DE SES DUES BOQUES” es una ruta circular en la que confluyen espiritualidad y paisaje. El itinerario sigue los pasos de Ramón Llull y del Archiduque Luis Salvador. Discurre por un frondoso bosque de encinas y como puntos de interés destacamos la Ermita de la Trinidad, la Cueva de Ramón Llull, diversos miradores y sobre todo la Cueva de Ses Dues Boques, no tanto por su espectacularidad, sino por el lugar donde está enclavada, al borde de un acantilado y por la magnífica vista que ofrece una de sus bocas. Es una ruta que presenta desniveles de cierta consideración.

DATOS TÉCNICOS de la ruta “ COVA DE SES DUES BOQUES”

Fecha de Inicio:  16-Diciembre-2021    Hora de Inicio: 09:58  Distancia: 12.28 Km    Altitud min:  364 m    Altitud máx: 770 m Desnivel positivo: 933 m   Desnivel negativo: 933 m   Altitud inicial: 364 m  Tiempo Total: 06:06  Tiempo Caminando: 05:10  Velocidad media: 2,4 km/h    Circular    Moderado

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta “ COVA DE SES DUES BOQUES”

Hotel El Encinar; Camí de la Muntanya; Ermita de la Santísima Trinidad; Ermita del V. Joan de la Concepció; Ermita de la Santísima Trinidad; Camí de la Muntanya; Mirador des Tudons; Cova de Ramón Llull; Mirador de Son Gallard; Coll de Son Gallard; Pla des Pouet; Paso del Robust Marge; Cueva de ses Dues Boques; Paso del Robust Marge; Pla des Pouet; Coll de Son Gallard; Camí de la Muntanya; Hotel El Encinar.

DESCRIPCIÓN de la ruta “ COVA DE SES DUES BOQUES”

La ruta “ COVA DE SES DUES BOQUES”, tiene como objetivo visitar esta curiosa y escondida cueva situada en medio de un acantilado del macizo de Na Torta (Valldemossa).

Aparcamos nuestro vehículo en las inmediaciones del Hotel El Encinar (Ahora Hotel Continental) entre los kilómetros 68 y 69 de la carretera Ma-10, tramo Valldemossa-Deia. Nuestra intención era seguir las indicaciones de Manuel Barranco en su pág Web “Serra de Tramuntana”, pero no pudo ser pues nada más sobrepasar la Ermita V. Joan de la Concepción nos encontramos con una pared de piedra con una rejilla a lo largo de toda ella a la que habían puesto además alambre de espino para impedir el paso; así pues optamos por darnos la vuelta e ir a nuestro objetivo por la ruta que ellos emplearon de regreso.

Empezamos a andar por el Camí de la Muntanya, estupenda  pista de tierra, que sale enfrente del aparcamiento del Hotel y enseguida nos encontramos con una bifurcación. Por la izquierda continua el Camí de la Muntanya, que tomaremos luego, y por la derecha es el camino por donde ahora seguimos y que en ligero ascenso nos lleva a la Ermita de la Santísima Trinidad, que alcanzamos en escasos minutos. 

Ermita de la Trinidad

Esta Ermita fue fundada en el siglo XVII por el ermitaño Concepció Mir i Vallés. Está situada en un lugar privilegiado en la montaña. Al llegar nos encontramos con una explanada, en la que hay un merendero y espacio para el aparcamiento de varios vehículos.En su interior podemos ver un patio con un aljibe en el centro. Frente a la entrada se encuentra el oratorio y a mano derecha vemos el cementerio en el que sobresale la capilla y una estatua del fundador. Pero lo que más llama la atención son las fabulosas vistas que se observan desde la terraza. No es de extrañar que los ermitaños eligieran este lugar para erigir la ermita, ya que se respira paz y tranquilidad por los cuatro costados.

COVA DE SES DUES BOQUES
ERMITA DE LA SANTÌSIMA TRINIDAD

Visitado este lugar, tomamos el Camí de s’Ermita. Es un camino hormigonado, encajonado entre altas paredes y por el que se accede en coche a la ermita. Cuando se acaban las paredes, nos hemos de desviar en diagonal izquierda, por un portillo sin barrera y un camino de tierra que asciende pegado a una gran pared de piedras a nuestra izquierda. En pocos minutos se acaba el camino en una sitja. Seguimos en la misma dirección por un sendero entre rocas. Enseguida vemos a nuestra izquierda la pequeña y curiosa Ermita del V. Joan de la Concepció, recientemente restaurada. Seguimos recto entre las rocas y dejamos a la derecha un “coll de tords”. Avanzamos hasta encontrarnos con la pared de piedra con rejilla y alambre de espino que nos impidió continuar por esta parte.  

Mirador des Tudons

Ante la imposibilidad de continuar por esta ruta, regresamos hasta el cruce y seguimos por el Camí de la Muntanya. Al poco tiempo, a mano izquierda tenemos el Mirador des Tudons. Es uno de los miradores mandados construir por el Archiduque Luis Salvador. Se trata de una torre cilíndrica de piedra a la que se accede por unas escaleras, también de piedra. Desde lo alto podemos observar, entre la copa de los árboles, lugares como Na Foradada, el Monasterio de Miramar, Son Marroig, etc.

COVA DE SES DUES BOQUES
MIRADOR DES TUDONS

Continuamos por el mismo camino y pronto damos con una desviación a la derecha que ignoramos pues esta desviación nos llevaría a la Ermita de la Trinidad, por lo tanto seguimos recto. En poco tiempo llegamos a otro  “coll de los tordos” y aquí abandonamos momentáneamente el camino que llevamos para tomar un sendero a la izquierda que nos lleva hasta la Cova de Ramón Llull. A esta cueva se accede por unas escaleras de piedra protegidas por una barandilla. Una puerta metálica que se abre da acceso a una cavidad de reducidas dimensiones donde al parecer se retiraba el beato Ramón Llull para meditar.

Coll de Son Gallard

Regresamos al coll y continuamos por el camino anterior ahora ya en continua subida, primero nos encontramos con el mirador de Son Gallard y después seguimos subiendo y subiendo, saltamos un botador y luego alcanzamos el Coll de Son Gallard. En este punto hay un cruce de varios caminos, el de la izquierda en sentido de nuestra marcha conduce a Deiá, camino del Archiduque, el Teix, etc., el de la derecha nos llevaría a la Talaia Vella y al Mirador de ses Puntes, el de frente que es el que seguimos nos lleva al Pla des Pouet

COVA DE SES DUES BOQUES
COLL DE SON GALLARD
COVA DE SES DUES BOQUES
CISTERNA DEL PLA DES POUET

Llegados aquí localizamos el cuello de la cisterna y seguimos recto dejando a nuestra izquierda una caseta sin techo. Pronto el camino se convierte en pista y cuando esta finaliza debemos buscar el Paso del Robust Marge que lo encontramos siguiendo algunas marcas de color rojo ya desgastadas y un par de hitos. Debemos salvar este paso extremando el cuidado pues tiene una larga pendiente, aunque no ofrece ninguna dificultad técnica. 

Cueva de ses Dues Boques

Tras superar esta larga pendiente damos con la Cueva de ses Dues Boques. Esta pequeña cavidad , tal como su nombre indica , tiene dos entradas. Una por la que se accede a su interior y la otra se abre al acantilado, constituyendo un espléndido balcón con magníficas  vistas sobre todo el Pla del Rei. Una vez visitada esta cueva regresamos por la misma ruta hasta el punto de inicio donde tenemos aparcado nuestro coche, dando por finalizada esta interesante excursión.

COVA DE SES DUES BOQUES
COVA DE SES DUES BOQUES

GALERIA FOTOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *