junio 21, 2024

LA PEÑA MASCORDA desde Pollença

INTRODUCCIÓN de la ruta “ La Peña Mascorda desde Pollença”

La ruta “ La Peña Mascorda desde Pollença”, es una ruta circular que recorre la sierra que separa elvalle de Colonya del valle de Aixartell, cerca de Pollença. Esta sierra comienza en el Coll d’en Tibova y finaliza el el Pas de Can Lloberina, donde seencuentra un magnifico camino de herradura que salva un estrecho comellar. En ella se hallan varias cimas de modesta altura, destacando el Puig del Castellot, la Peña Mascorda y la Peña del Rafalet. Califico esta ruta de difícil ya que la mayor parte del itinerario discurre por un terreno abrupto e inhóspito, donde abundan rocas fragmentadas y afiladas como cuchillos y una vegetación arbustiva tremendamente dura. Además, por la ausencia de camino y de hitos. Presenta un desnivel de cierta consideración y ofrece unas vistas maravillosas.

DATOS TÉCNICOS de la ruta “ La Peña Mascorda desde Pollença”

Fecha de Inicio:04 Septiembre 2023    Hora de Inicio 09:18 Distancia: 09,36 Km    Altitud min: 48 m    Altitud máx: 448 m  Desnivel Positivo: 640 m   Desnivel negativo: 640 m  Altitud inicial: 61 m  Tiempo Total:08:41 Tiempo Caminando: 04:30 Velocidad media: 2,1 km/h Circular Difícil

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta “ La Peña Mascorda desde Pollença”

  1. Camí de Can BoscCamí del Rafalet
  2. Campo del Pou
  3. Cas del Garriguer
  4. Coll d’en Tibova
  5. Peñón Blanco
  6. Puig del Castellot
  7. Peña Mascorda
  8. Coll d’en Jeroni
  9. Peña del Rafalet
  10. Pas de Can Lloberina
  11. Camí del Rafalet
  12. Camí del RafaletCamí de Can Bosc

DESCRIPCIÓN de la ruta “ La Peña Mascorda desde Pollença”

La ruta “ La Peña Mascorda desde Pollença”, tiene como objetivo recorrer la sierra que separa los valles de Colonya y de Aixartell, coronando sus puntos más elevados: el Castellot (445 m), la Peña Mascorda (448 m) y la Peña del Rafalet (325 m). Subir al Coll d’en Tibova (345 m) y descender al Coll d’en Jeroni (252 m).

El Punto de inicio de este itinerario lo he situado en la intersección del Camí de Can Bosc con el Camí del Rafalet. Llegamos a este lugar por la carretera Ma-2200, que une la Ma-13 con Pollença. Una vez en este municipio tomamos el Camí de Can Bosc que arranca en el oratorio del Roser Vell. Al llegar al cruce con el Camí del Rafalet, aparcamos nuestro vehículo en un espacio que hay en la entrada de Can Cusset. Comenzamos a caminar por el Camí de Can Bosc, que recorre el valle de Colonya y continuamos por el Camí de l’Assarell.

Entrada de Can Cusset

Campo del Pou

Nada más pasar la desviación que conduce a Ca l’Hereu, que queda a nuestra izquierda, vemos un portillo también a nuestra izquierda, que franqueamos. Detrás sale un ancho camino que cruza el llamado “Campo del Pou«, en el que vemos olivos, higueras y algarrobos. Enseguida dejamos el campo de cultivo y por una barrera abierta en una pared de piedra, nos adentramos en un bosque de encinas, el Alzinar de Baix, encaminando nuestros pasos hacia nuestro primer objetivo: el Coll d’en Tibova.

La Peña Mascorda desde Pollença
Camp del Pou

Primero pasamos al lado de un reformado horno de cal, que queda a nuestra izquierda. Luego el camino asciende describiendo largas y cómodas lazadas. Un poco más adelante vemos también a nuestra izquierda las ruinas de la caseta de Cas del Garriguer. Nuestro camino sigue ascendiendo hasta llegar a una explanada, donde a la derecha se encuentra otro horno de cal restaurado y donde desemboca una torrentera. Dejando la torrentera a nuestra derecha emprendemos una dura subida por una ladera resbaladiza de tierra con mucha hojarasca.

Coll d’en Tibova

Pasamos por una pared seca con portillo y continuamos subiendo cruzando la vaguada. Tras ascender unos 600 metros por este incómodo terreno, en el que hemos superado un desnivel de más de 150 metros, alcanzamos la pared medianera del Coll d’en Tibova, también llamado Coll d’en Tibor, situado a 345m de altitud. Saltamos la pared por un botador con escalones de piedra seca y accedemos a la otra parte. En esta parte hay un sendero que se adentra en un frondoso bosque de pinos y matorral bajo. El sendero, poco claro, desciende por una pendiente y en poco tiempo alcanza un ancho camino que sube desde las casas de Can Sión.

La Peña Mascorda desde Pollença
Coll d’en Tibova

Tomamos este camino por nuestra izquierda, que al principio sube ligeramente para luego llanear a lo largo de medio kilómetro y terminar bruscamente. En el punto donde finaliza, sale a mano derecha un sendero, marcado con hitos, que desciende por una buena pendiente, a lo largo de unos cien metros, hasta alcanzar la boca de la Cova de Can Sión, situada a 303 m de altitud. En esta ocasión no visitamos la cueva ya que fue objeto de otra excursión.

Peñón Blanco

Aquí torcemos por la izquierda y afrontamos la parte más difícil del recorrido. Subimos entre rocas, con abundante y dura vegetación, que ralentiza mucho la marcha. Después de una complicada subida, donde no hay camino ni hitos, llegamos a un rellano donde vemos una primera era de carbonero con suelo de pequeñas piedras. Proseguimos la marcha por un terreno, lleno de rocas, ramas y troncos y alcanzamos la primera cima de la Sierra (Cota 414) desde donde podemos ver la Tolla del Llamp, la Serra de la Coma, el Puig Gros de Ternelles, etc. Luego nos topamos con una segunda era de carbonero, en este caso con suelo de tierra y ramaje.

Después entramos en una zona más suave y limpia que nos lleva a la base de unas grandes rocas. Aquí buscamos la mejor forma de sortearlas que la encontramos a mano derecha. Trepamos por las rocas y enseguida alcanzamos la segunda cima, el Peñón Blanco (cota 419). Desde aquí ya podemos divisar, a nuestra izquierda, la figura piramidal de la Peña Mascorda, con sus imponentes acantilados y el Valle de Sant Miquel a nuestra derecha. También podemos contemplar una buena parte del recorrido que nos queda por realizar por la cresta de la Sierra: el Castellot, la Peña Mascorda, el Coll d’en Jeroni y la Peña del Rafalet.

Puig del Castellot

Seguimos avanzando por la complicada cresta en dirección a nuestro siguiente objetivo: el Puig del Castellot. Pero antes hemos de superar dos cimas más, la Cota 441 y la 436. Desde ambas observamos una bella panorámica. El terreno sigue complicado. Caminamos por el borde del acantilado, por la roca desnuda ya que resulta más cómoda que ir peleando con la espesa y dura vegetación. Bajando de la segunda cima cruzamos una pared medianera de piedra seca. Luego subimos hasta alcanzar el Puig del Castellot, también llamado Penya de C’an n’Eixartell. La cima está situada a 445 m de altitud y está coronada por un vértice geodésico. Allí también se encuentra un yacimiento arqueológico.

La Peña Mascorda desde Pollença
Puig del Castellot

Peña Mascorda

Desde aquí nos dirigimos a la Peña Mascorda. A nuestra izquierda tenemos una impresionante caída en picado que nos obliga a extremar la precaución. Descendemos unos metros para luego iniciar la subida a la cima. Un hito marca el punto más alto de la Peña, situado a 448 m de altitud. Las vistas que se observan desde este lugar son verdaderamente fantásticas, destacando frente a nosotros, Pollença, el Puig de María, la Peña del Rafalet, el Coll d’en Jeroni, la Bahía de Pollença, la Península de Formentor, etc.

La Peña Mascorda desde Pollença
Peña Mascorda

Desde aquí iniciamos el largo descenso hacia el Coll d’en Jeroni. Tenemos que superar un desnivel de unos doscientos metros. La pendiente es bastante pronunciada y como no hay camino ni hitos avanzamos por el terreno que nos resulta menos complicado. Tras cuarenta minutos de descenso alcanzamos el Coll, situado a 252 m de altura. En este lugar abunda la vegetación y hay una encrucijada de caminos. Por la izquierda se desciende al valle de Colonya y por la derecha al de Sant Miquel.

Peña del Rafalet

Nosotros continuamos de frente para dirigirnos a la Peña del Rafalet. El terreno es muy parecido al que ya hemos pisado. Tras una subida de unos cien metros alcanzamos la cima, situada a 325 m de altura. Bajando se pasa por los restos de lo que parece una antigua muralla. Luego vamos rodeando la peña en busca de un collado, donde se encuentra el Pas de Can Lloberina. Se trata de un magnífico camino de herradura, sostenido por grandes márgenes, que salva un gran desnivel, mediante unas curvas muy cerradas.

La Peña Mascorda desde Pollença
Pas de Can Lloberina

Más abajo el camino se va desdibujando y se convierte en sendero. En este punto dejamos el sendero y seguimos por nuestra izquierda, ya sin camino, bajando hasta encontrar una rejilla. Sin cruzarla, avanzamos paralelos a ella, dejándola a nuestra derecha. Enseguida alcanzamos una pared seca que cruzamos y continuamos bajando por unos bancales. Luego llegamos a un portillo con reja de hierro que se abre. Detrás sale un camino que nos va a dejar en el Camí del Rafalet.

La Peña Mascorda desde Pollença
Rejilla que no hay que cruzar

Tomamos este camino, asfaltado, que en unos minutos nos va a dejar en la entrada de Can Cusset, punto de inicio de esta ruta y donde hemos dejado aparcado nuestro coche, dando por finalizada esta extraordinaria y dura excursión.

-Los componentes del grupo hemos sido: Salvador Gea y yo Juan González Blázquez como guía

MIS FOTOS

Fotos Salvador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *