septiembre 30, 2022

PUIG DE LA MOLA DE PLANICIA por el Paso de Son Sanutges

INTRODUCCIÓN de la ruta “Puig de la Mola de Planicia por el Pas de Son Sanutges”

La ruta “Puig de la Mola de Planicia por el Pas de Son Sanutges”, es una ruta circular que discurre por tres municipios de la Serra de Tramuntana: Esporles, Banyalbufar y Puigpunyent. Recorre una buena parte del extenso bosque de la Mola de Planicia, adentrándose en encinares llenos de vestigios de su aprovechamiento carbonífero de antaño. La ruta es una variante más de las varias que existen para coronar la cima del Puig de la Mola. En esta ocasión sube por el moderado Paso de Son Sanutges y desciende por el bonito Comellar de sa Caçola. En este itinerario vamos a encontrar caminos y senderos no siempre claros. Presenta desniveles considerables y unas vistas preciosas.

DATOS TÉCNICOS de la ruta “Puig de la Mola de Planicia por el Pas de Son Sanutges”

Fecha de Inicio: 30-08-2022    Hora de Inicio: 08:56  Distancia: 15.24 Km    Altitud min: 246 m    Altitud máx: 940 m Desnivel positivo: 788 m   Desnivel negativo: 788 m   Altitud inicial: 246 m  Tiempo Total: 07:41 Tiempo Caminando: 05:15  Velocidad media: 2,9 km/h    Circular    Moderado

Powered by Wikiloc

ITINERARIO de la ruta “Puig de la Mola de Planicia por el Pas de Son Sanutges”

  1. Sa Granja de Esporles
  2. Camí des Correu
  3. Era del Moro
  4. Coll des Pi
  5. Bifurcación señalizada
  6. Pas de Son Sanutges
  7. Camí des Carro
  8. Puig de sa Mola de Planicia
  9. Caseta d’en Camontes
  10. Coll des Bous
  11. Moletó de sa Granja
  12. Comellar de sa Caçola
  13. Carretera de Puigpunyent a la Granja
  14. Sa Granja de Esporles

DESCRIPCIÓN de la ruta “Puig de la Mola de Planicia por el Pas de Son Sanutges”

La ruta “Puig de la Mola de Planicia por el Pas de Son Sanutges” tiene como objetivo coronar las dos cimas de esta montaña. Parte de la Granja de Esporles, sube por el Pas de Son Sanutges y desciende por el Comellar de sa Caçola.

El punto de partida de este itinerario lo he situado en el aparcamiento de la finca-museo Sa Granja. Esta finca está ubicada a las afueras del pueblo de Esporles, justo a la altura del cruce con la carretera que va a Puigpunyent. Allí dejamos aparcado nuestro coche y comenzamos a caminar hacia la carretera Ma-1100, dirección Banyalbufar. A los pocos metros tomamos por la derecha el Camí des Correu que viene de Esporles. Unos doscientos metros más adelante el camino atraviesa de nuevo la carretera y comienza a ascender levemente por unos peldaños de piedra.

Puig de la Mola de Planicia por el Paso de Son Sanutges
Después de cruzar la carretera tenemos este bonito tramo del Camí des Correu

Camí des Correu

Enseguida nos adentramos en el bosque y seguimos por el Camí des Correu, una antiquísima vía de comunicación entre Esporles y Banyalbufar. Es un camino real de origen medieval, por el que los antiguos oficiales reales llevaban el correo entre estos dos pueblos. Ha sido recientemente restaurado y hoy constituye una de las rutas clásicas del senderismo por la Sierra de la Tramontana.

Seguimos el indicador del GR-221, ya que este camino está integrado en la Ruta de la Pedra en Sec. Comenzamos a ascender y al poco rato nos encontramos con una pared de piedra y una barrera de madera de acebuche que se abre. Por aquí pasa la línea divisoria de los términos municipales de Esporles y Banyalbufar. Ahora entramos en este último término. Seguimos avanzando y después de unas cuantas curvas encontramos otra barrera, de las mismas características, que separa las fincas de Sa Granja y Ses Mosqueras.

Puig de la Mola de Planicia por el Paso de Son Sanutges
Barrera que separa los términos de Esporles y Banyalbufar

Era del Moro

El camino discurre por un frondoso encinar. A unos dos kilómetros aproximadamente de la salida llegamos al tramo donde se encuentra Sa Potada des Cavall. Es una cavidad en una roca que se asemeja a la pisada de un caballo y que la leyenda atribuye al caballo del rey Jaime I. Aquí a nuestra izquierda arranca el Camí del Comellar de ses Rotasses, que conduce al Coll dels Bous. Por este sitio pasaremos de regreso. Ahora seguimos por el Camí des Correu. Un poco más adelante, a mano derecha, en un claro del bosque y al borde de un acantilado, vemos una explanada conocida como la Era del Moro. Desde aquí se ven las casas de Son Bunyola, la costa del Port de Es Canonge y hacia el norte Sa Foradada. Esta era se utilizaba para secar la corteza de las encinas destinadas a la industria textil.

Puig de la Mola de Planicia por el Paso de Son Sanutges
s’Era del Moro en el Camí del Correu

Poco después, también a nuestra derecha, encontramos la vieja olla de un horno de cal. Ahora el terreno se allana y después alcanzamos el Coll des Pi, situado a 454 m de altitud, entre el Puig de s’Argenter y el Puig de sa Barca. Luego el camino baja recto por uno de los tramos empedrados más espectaculares y bonitos del Camino des Correu. Al cabo de un rato alcanzamos una bifurcación señalizada. Por la derecha continúa el Camí des Correu que ya abandonamos. Por la izquierda, el camino conduce a Planicia y Estellencs, que tomamos para inmediatamente dejarlo y continuar por el sendero que sale más a la izquierda.

Puig de la Mola de Planicia por el Paso de Son Sanutges
Indicadores GR-221. Aquí nos desviamos a la izquierda.

Rosseguera

Este camino comienza subiendo suavemente. Enseguida hace un giro a la izquierda para ir durante un tramo casi paralelo al Camí des Correu, que queda en un nivel inferior. Después hace otro giro a la derecha y luego otro y así llegamos a una bifurcación. Aquí continuamos por la izquierda en diagonal. El camino ahora sube rápidamente, dibujando curvas para facilitar la subida por una pendiente cada vez más acusada. Vemos varios ranxos de carbonero. Tenemos que tener en cuenta que estamos en una zona de la llamada industria del carbón vegetal, por lo tanto a lo largo del recorrido vamos a ver muchos vestigios de esta actividad económica del pasado.

Más arriba alcanzamos una larga “Rosseguera”, muy inclinada, que la afrontamos por el lado izquierdo, donde vemos restos de un viejo camino, hitos y marcas de pintura azul. Es muy importante no perderlos de vista ya que nos van a conducir al inicio del Pas de Son Sanutges.

Puig de la Mola de Planicia por el Paso de Son Sanutges
Imponente «rosseguera»

Pas de Son Sanutges

El Pas de Son Sanutges, antes llamado Mal Pas, se encuentra en la vertiente norte de la Mola de Planicia, en los riscos de Son Sanutges, entre el Puig de sa Barca y el Puig de sa Mola de Planicia. Este paso está dividido en dos partes bien diferenciadas. La primera, situada a 650 m de altitud, es un camino muy desecho que salva un estrecho entre peñascos. El muro de sostenimiento del camino está medio derrumbado. Esta primera parte se supera sin demasiada dificultad aunque en algún punto tenemos que hacer uso de las manos para facilitar la remontada. Finalizada la subida alcanzamos un rellano que retrospectivamente nos ofrece una buena panorámica del bosque, Banyalbufar y el mar al fondo. De frente tenemos una pared de piedra seca, donde parece que acaba el camino. No tenemos que cruzarla sino seguir por la derecha, donde vemos marcas de pintura azul.

Puig de la Mola de Planicia por el Paso de Son Sanutges
Pas de Son Sanutges (Primer tramo)

Desde este lugar afrontamos la segunda parte del paso. Como he dicho continuamos por la derecha subiendo por una estrecha cornisa, bastante aérea, que no presenta ningún peligro si se tiene cuidado. Enseguida aparece el camino, con una impresionante pared de sostenimiento, que ha sido construida en el lateral de una pared rocosa dejando el abismo a la derecha. El camino desemboca en una pared de piedra, situada a 710 m de altitud, que separa los términos municipales de Banyalbufar y Esporles. Saltamos la pared por un derrumbe y entramos de nuevo en el término de Esporles.

Puig de la Mola de Planicia por el Paso de Son Sanutges
Pas de Son Sanutges (Segundo tramo)

Camino de subida al Puig de la Mola de Planicia

Una vez cruzada la pared continuamos por nuestra derecha, paralelos a ella. En su día aquí había un camino que hoy apenas se intuye. A los pocos metros aparece un avenc y un poco más arriba vemos otro. Luego llegamos a una especie de mirador natural que ofrece una buena panorámica de la costa y de Esporles. Continuamos avanzando en subida por este camino poco o nada transitado que se va haciendo cada vez más evidente, aunque sin hitos ni marcas que nos guíen.

Puig de la Mola de Planicia por el Paso de Son Sanutges
Panorámica que se observa desde este mirador natural

Cruzamos la línea divisoria de términos municipales y ahora entramos en el de Puigpunyent, para enseguida pasar de nuevo al de Banyalbufar. Pronto alcanzamos el camino conocido como Camí des Carro que nos cruza perpendicularmente y que sube desde s’Aboçar pasando por es Aljubets. Vía por la que se bajaban los sacos de carbón y de cal desde arriba de la montaña. Tomamos este camino por nuestra derecha que va ascendiendo ligeramente. A los pocos minutos hace un giro cerrado a la izquierda y nos sitúa en un collado en medio de las dos cimas que conforman el Puig de sa Mola de Planicia.

Puig de la Mola de Planicia

Nosotros giramos a la izquierda y comenzamos a subir en dirección al vértice geodésico, situado a 941 m de altitud. Desde aquí se observa una buena panorámica del entorno. En realidad la Mola de Planicia está formada por tres cimas: el Puig de la Mola (941 m), los Puntals de Planicia (896 m) y el Moletó de sa Granja (676 m). Su cresta sirve de frontera entre los municipios de Esporles , Puigpunyent y Banyalbufar.

Puig de la Mola de Planicia por el Paso de Son Sanutges
Primera cima del Puig de la Mola de Planicia

Después de disfrutar de las vistas descendemos al collado y subimos a la otra cima, situada a 931 m de altitud en los Cingles de s’Arboçar. Recorremos la cresta de estos cingles disfrutando de la panorámica que nos presentan y descendemos de nuevo al camino por el que seguimos. Pasamos por el cruce por el que vinimos antes y continuamos hasta la siguiente bifurcación, señalizada con un hito.

Caseta d’en Camontes

Tomamos el ramal de nuestra izquierda. Un poco más abajo cruzamos una pared divisoria que nos saca de la Finca Pública de Planícia y del término municipal de Banyalbufar. Entramos otra vez en el término de Esporles y después giramos a la derecha y bajamos por el centro de un estrecho comellar. Más abajo salimos de la vaguada y continuamos por un sendero que nos conduce a otra pared de piedra que cruzamos. Esta pared separa las fincas de Sa Granja y de Son Vich.

Un poco más abajo el camino hace un giro a la izquierda. Pasa por una era de carbonero y entra en un claro del encinar por un terreno muy rocoso que nos ofrece buenas vistas de la Fita del Ram, la Ermita de Maristela, Esporles y abajo el Valle de Superna. Luego, siempre en bajada, entramos de nuevo en el encinar. Llegamos a un llano donde vemos una era de carbonero y un porxo o caseta de piedra con el techo medio derrumbado conocida como la Caseta d’en Camontes. Un poco más adelante a mano izquierda tenemos una especie de mirador natural que nos ofrece a lo lejos una buena estampa de la posesión de Son Bunyola, actualmente en obras de reforma, que destaca entre las tierras de cultivo.

Puig de la Mola de Planicia por el Paso de Son Sanutges
Caseta d’en Camontes

Coll des Bous

Después de atravesar el rellano, el camino desciende describiendo algunas curvas hasta llegar al Coll des Bous, situado a 651 m altitud. En este punto, de suma importancia, encontramos una encrucijada de caminos poco visibles. De frente tenemos el Comellar de ses Rotasses, el más evidente y que en esta ocasión obviamos. A la derecha hay dos senderos. Uno conduce a la Moletó de sa Granja y el otro al Comellar de sa Caçola.

Por su cercanía, primero tomamos el que se dirige al Moletó de sa Granja, no está señalizado ni marcado con hitos. Dirigimos nuestros pasos, ascendiendo levemente, por el interior del espeso encinar hasta alcanzar una zona rocosa, donde se halla la cima. Accedemos a ella buscando el camino más accesible, aunque en realidad cualquiera resulta sencillo. Una vez que hemos disfrutado de la belleza del paisaje regresamos de nuevo al Coll des Bous.

Cima del Moletó de Sa Granja

Comellar de sa Caçola

Desde aquí tomamos el camino que conduce al Comellar de sa Caçola, también poco visible pero en esta caso señalizado con hitos. Pasamos por una era de carbonero y enseguida llegamos a la vaguada, donde comenzamos a descender por este precioso comellar, antigua ruta de carboneros hacia los ranxos de Sa Granja. La ruta atraviesa el encinar realizando un descenso rápido que no presenta ninguna dificultad técnica. Eso sí hay que seguir los hitos que en ningún momento abandonan el centro de la vaguada.

Comellar de sa Caçola

Al final de la vaguada tenemos un ancho y cómodo camino que continua por la zona de Son Vic. El bosque de encinas va dando paso a un pinar. Más abajo, detrás de una rejilla, a mano izquierda vemos la casa de sa Granja d’Adalt y luego una barrera metálica que se abre. Detrás continua una pista de tierra que desciende describiendo grandes lazadas. Abajo del todo, ya en el Vall de Superna, nos encontramos con otra barrera metálica que también se abre dando acceso a un camino transversal, que tomamos por nuestra izquierda. Avanzamos unos metros por este camino, dejando a nuestra derecha el Torrent de Son Vic. Luego nos encontramos con otra barrera metálica, en este caso cerrada con candado.

Detrás se encuentra la carretera de Puigpunyent a la Granja, así que no nos queda más remedio que saltar dicha barrera y tomar la carretera por nuestra izquierda, en dirección a la Granja que se halla a menos de un kilómetro. Recorrida esta distancia llegamos al punto donde dejamos aparcado nuestro coche y damos por finalizada esta fantástica excursión.

Los componentes del grupo hemos sido: Salvador Gea y yo Juan González Blázquez como guía.

MIS FOTOS

Más fotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *